Cada vez es mayor la preocupación por las causas y consecuencias de lo que hoy en día se podría incluir en ese grupo de las “enfermedades de la civilización”: el latigazo cervical. Y es que estas lesiones y en particular el desarrollo del dolor crónico y la incapacidad, son un problema clínico y social en aumento. El latigazo cervical constituye una patología dolorosa cada vez más frecuente en la vida diaria, y sobre todo en los países industrializados, debido al ritmo vertiginoso que la sociedad impone a nuestra vida y a los deficientes y excesivamente nutridos canales de circulación que producen un aumento progresivo de la siniestralidad por accidentes de tráfico, constituyendo una de sus consecuencias más frecuentes (20% de todos los accidentes automovilísticos).

El Síndrome del Latigazo Cervical (SLC en sus siglas) es una de las lesiones con la que los médicos forenses se enfrentan con más frecuencia, ya que en ocasiones la evolución del dolor y su duración es imprevisible.

latigazo cervical

¿Sabes lo que es un latigazo cervical?

Encontramos la siguiente definición que dio en 1995 la Quèbec Task Force, un grupo de 18 personas expertas en la materia entre las cuales se encontraba el quiropráctico J.David Cassidy: el latigazo cervical es una aceleración-desaceleración con transferencia de energía a la región cervical. Mayoritariamente suele producirse por un accidente de tráfico por impacto posterior o lateral, pero también por accidentes de inmersión en el agua u otro tipo de accidentes y/o caídas. El impacto puede llegar a lesionar los tejidos blandos o hueso, y puede producir una gran variedad de manifestaciones clínicas (síndrome asociado al latigazo cervical).

Cuando el latigazo cervical se produce por accidente de tráfico, el vehículo sufre un impacto por detrás y sufre una aceleración hacia delante. Durante los primeros 100 milisegundos, se observa una deformación en flexión del cuello, lo que provoca una pérdida de la curvatura cervical. Entre los 100-200 milisegundos tras el impacto, es cuando la columna vertebral adopta una curva en forma de “S”, afectando así los discos intervertebrales. Y en la fase final del latigazo, a partir de los 200 milisegundos, los estudios demuestran que es el tejido muscular el que sale perjudicado, ya que debido al excesivo trabajo de sostén muscular, varios estudios demuestran que se producen desgarros y reacciones de tipo contractural.
Los estudios dinámicos demuestran que los músculos no pueden responder tan rápidamente, de ahí sus dolores consecuentes, por ello es importante destacar que si no se tratan a tiempo pueden convertirse en molestias crónicas. En el caso de no tratarlo, según un estudio realizado por Radanov, los lesionados se pueden clasificar según el tiempo que permanecerán sintomáticos y con dolor:
– A los 3 meses el 44%
– A los 6 meses el 31%
– A los 12 meses el 25%
Ya sea por accidente de tráfico o caída, las manifestaciones más comunes tras un latigazo cervical suelen ser las siguientes:
– Dolor cervical
– Cefalea
– Restricción de movimiento de la zona del cuello

No obstante, en ocasiones también pueden aparecer molestias tales como:
– Disestesia (alteraciones de la sensibilidad)
– Debilidad y falta de fuerza
– Dolor de espalda
– Sensación de mareo o síndromes de vértigo pudiendo llegar al conocido Síndrome de Meniere
– Cansancio
– Disfasia (anomalías en el lenguaje oral)
– Trastornos visuales
– Dolor de mandíbula
Según varios estudios (1), el 83% de los pacientes presentaban como síntoma principal la cervicalgia y el dolor en la región del musculo trapecio como segunda causa más frecuente. Otro estudio (2) demuestra que el 23% de los casos tenían cefalea, y el 13% de las personas tenían parestesias en una extremidad superior, y en cuanto a demostración radiológica, en un 60% de los casos se podía ver una rectificación de la columna cervical.
Con el fin de unificar criterios para valorar y clasificar el SLC (Síndrome de Latigazo Cervical), la Québec Task Force realizó la siguiente tabla de clasificación:

consecuencias latigazo cervical

Tratamiento quiropráctico para el latigazo cervical

Todas estas molestias producto del impacto que sufre la columna vertebral en un latigazo cervical, se ven reducidas e incluso eliminadas gracias a los ajustes quiroprácticos, ya que el objetivo de esta disciplina no es otro que el de restablecer la funcionalidad de las vértebras afectadas y el resto de sistemas alterados (neuro-músculo-esquelético, craneal, visceral, etc).
Un estudio (3) realizado a 28 personas que tras haber sido tratados con los métodos tradicionales (rehabilitación, medicación, etc) seguían mostrando un problema crónico de Síndrome de Latigazo Cervical, demostró que el 93% de los pacientes obtuvieron una mejoría de la sintomatología tras recibir un tratamiento quiropráctico. Estudios como este no hacen más que ratificar la eficiencia y los buenos resultados que aporta la quiropráctica en casos de latigazo cervical y todas sus consecuencias.

Tras 20 de experiencia en el cuidado de la columna vertebral y el sistema nervioso, hemos podido ayudar a centenares de personas que acudieron a nosotros con el objetivo de dejar atrás las molestias que provoca un latigazo cervical. No sólo se han olvidado de los dolores, sino que han encontrado un mayor bienestar y una mejor calidad de vida. En definitiva, su salud ha mejorado en todos los sentidos.
El equipo de quiroprácticos del centro tiene una amplia experiencia en casos de latigazo cervical, aplicando siempre las mejores técnicas para obtener los mejores resultados.
Si quieres ponerle remedio a esas molestias que hemos explicado que surgen tras un latigazo cervical, no dudes reservar tu cita con Barcelona Quiropractic.


 

(1) Gay JR, Abbot KH. Common whiplash injuries of the neck. JAMA 1953;152:1698-704
(2) Combalia A, Suso S, Segur JM, García Ramiro S, Alemany FX. Síndrome del latigazo cervical. Med Integral 2001;38:95-102
(3) Chiropractic treatment of chronic ‘whiplash’ injuries. Woodward MN1, Cook JC, Gargan MF, Bannister GC.