Me ha mejorado muchísimo

‘Hace que vengo 4 años, vine por dolores de cabeza y dolor de espalda general. Me ha mejorado muchísimo, tengo días, pero también son temas emocionales que hacen que la espalda se resienta.


Estoy muy contenta, han mejorado los dolores de cabeza, la rigidez del cuello y los hombros, hago un mantenimiento cada 15 días y me siento bien.


Y a parte de la espalda, como persona valoro más las cosas, no querer estresarme para estar mejor y no estar en tensión.’

V.

El médico de cabecera la apoyó para que continuara, ya que él mismo encontraba mejoras.

Cuando mi madre empezó a acudir a la consulta con Gregory, hace casi 3 años, estaba muy desanimada por el fallecimiento de mi padre. Estaba diagnosticada de parkinson y tenía todos los síntomas de esa enfermedad: temblores, mareos y vértigos, rigidez, pérdida de fuerza, pérdidas de memoria, etc.

Pasó muy poco tiempo desde que comenzara a ajustarse y mi madre empezó a sentirse más motivada. Era ella la que preguntaba cuando tenía que venir a Barcelona Quiropractic porque le iban muy bien tanto los ajustes vertebrales como el trato que recibía de todo el equipo. De hecho, las dos primeras veces vinimos en coche, con mi hermano. A partir de la tercera visita fue ella quién me dijo de venir en autobús. Lo primero que noté de mi madre a nivel físico (y que también ella notó) fue la movilidad. Dentro de sus limitaciones, claro está, pero se movía más ágilmente y con más facilidad. También pude comprobar como se le ponía la espalda mucho más recta. Se le corrigió un poco aquella “corvatura” que tenía.

El médico de cabecera, después de llevar dos meses en Barcelona Quiropractic, la apoyó para que continuara ya que él mismo encontraba mejoras en mi madre.

Cuando mi madre llevaba cuatro meses recibiendo los ajustes vertebrales, la movilidad le mejoró tanto que incluso la neuróloga también se dio cuenta en una de sus revisiones. A raíz de todo esto mi madre empezó a asistir a talleres  y actividades dirigidos a personas con parkinson y pérdidas de memoria. Yo me apunté por y para ella.

Mis hermanos no se podían creer lo que les contaba de ella. Y en una comida familiar pudieron comprobar por ellos mismos los cambios tan positivos que mi madre había experimentado gracias al cuidado quiropráctico: quería salir a la calle, ir a pasear, cogía de nuevo el autobús…

De hecho, yo empecé a asistir también a Barcelona Quiropractic después de ver todo lo que mi madre estaba experimentando. Y mi hermana, también lo inició poco tiempo después que yo.

Siempre recomiendo la quiropráctica. Hablo de Barcelona Quiropractic a todas las personas, independientemente de si tienen o no síntomas. A mi madre le fue genial, a mí también, a mi hermana y cuñado también. Siempre hablo de vosotros, a todo el mundo.

86 años.

Me siento más enérgico, con una mejora general y con más ánimo y mejor estado físico.

Hace 5 años que tengo tres lumbagos por año y eso me afectaba en lo laboral y en lo familiar, porque cuando me daba no podía moverme en dos o tres semanas.

Conocí la quiropráctica porque mi hijo de 15 años tenía molestias y a través de unos conocidos que venían a BQ decidí ajustarme yo también.

Llevo ya 6 meses y estoy mucho mejor, no me ha dado ningún ataque fuerte ya.

Tengo mucha confianza en Barcelona Quiropráctic ya que entiendo perfectamente que hay que buscar el origen de la problemática. Me siento más enérgico, con una mejora general y con más ánimo y mejor estado físico.

Pienso que la quiropráctica es muy positiva. Me siento happy total, antes por limitaciones me afectaba en mi estado de ánimo y ahora no. Si te ves bien, todo lo ves de otra forma. Le recomiendo la quiropráctica a todo el que tenga un mínimo problema.

Hay que buscar el origen de la problemática y la quiropráctica es muy positiva para ello. Me siento happy total.

D, 58 años.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Mauris bibendum diam lacus, sit amet feugiat urna lobortis quis. Fusce lobortis turpis risus, varius porttitor dui auctor ac. Aenean at fermentum sem, a suscipit ligula. Proin vitae nisi tortor. Fusce quis leo sollicitudin massa interdum vestibulum non ac urna. Suspendisse potenti. Pellentesque habitant morbi tristique senectus et netus et malesuada fames ac turpis egestas. Suspendisse potenti.

¿Sabes que la quiropráctica puede ser la solución a la migraña cervical?

Antes de empezar el cuidado quiropráctico tenía dolores de cabeza y migrañas fuertes cada día. Siempre he padecido de dolores de cabeza, pero hace seis meses se volvieron cada vez más insoportables. Las migrañas me limitaban en mi vida, en general. Yo continuaba haciendo lo mismo que siempre, pero estaba muy irritable y de mal humor por el dolor.

Las cervicales también hacía como diez años que me dolían, y sobre todo los trapecios y hombros. Como con las migrañas, hace seis meses se incrementaron mucho esos fuertes dolores y se volvieron constantes.

Cuando recibí mi primer ajuste vertebral, tan solo con el primero, se me liberó muchísimo la tensión del cuello y me di cuenta que mi forma de caminar había cambiado. Había algo que era diferente en mi postura.

Ahora llevo 4 meses en BQ y la mejora que noto es a todos los niveles. Han mejorado, y casi por completo, las migrañas y noto como mi cuerpo me pide solo las posturas correctas. Antes no me daba cuenta de esto, pero ahora soy consciente de que ya no puedo seguir manteniendo malas posturas, por ejemplo, en el sofá.

Es curioso porque mientras explico esto me doy cuenta de que también ha habido cambios a nivel interno. No solo estoy más alegre y animada porque se ha reducido el dolor. Es que también siento mucha más tranquilidad interna, cuando la situación externa que estoy viviendo es la misma. Sigo viviendo un momento de mucho estrés pero mi forma de tomarme esas cosas también ha cambiado. Por ejemplo, ya no noto que se me acelera el corazón  por situaciones externas.

Recomiendo la quiropráctica a todo el mundo, a todo el que me encuentro. Si tuviera que definir mi experiencia con la quiropráctica en una sola palabra sería: ¡INCREÍBLE! La quiropráctica es una gran desconocida. Hay muchas personas que no saben ni si quiera que existe. Esto es algo que ahora me sorprende mucho viendo en mí misma los resultados. Así que por eso este testimonio, para hacer llegar a los demás los beneficios de la quiropráctica y que puedan conocerla como la conocí yo.

A, 56 años.

Ya no tengo dolores y puedo andar, me siento hasta más joven.

Hace un año me dio un pinzamiento lumbar y me producía inmovilidad y mucho dolor.

Una vecina y amiga mía me dijo que a una compañera de trabajo le había ido muy bien la quiropráctica para sus molestias. Así que hace un año decidí venir a probarlo, y aquí sigo, encantada de haberlo conocido. Ya no tengo dolores y puedo andar, me siento hasta más joven.
Tengo más energía y estoy de mejor humor por no tener dolores.

Pienso que los beneficios de la quiropráctica son buenos porque he mejorado y hay unas chicas muy simpáticas.

Se lo recomiendo a todos tanto que mi hermana vino también.

He mejorado mucho y hay unas chicas muy simpáticas.

E, 87 años.

¿Sabías que la quiropráctica puede mejorar tu energía?

Mi nombre es Ludovika y tengo 62 años. Conocía la quiropráctica y busqué uno que me fuese bien en Barcelona. Llevaba dos meses con cansancio muy fuerte, me sentía desestabilizada y con baja energía. Nueve meses después de acudir a Barcelona Quiropráctic me noto más estable, más fuerte, más colocada. He vuelto a mi nivel normal de energía y de estrés y para mi trabajo de bailarina eso es muy importante.

Mi mejora es una sensación de bienestar general. Creo que la quiropráctica es esencial, importante para conducir nuestra vida. Como cuidar la alimentación, la quiropráctica es parte del mantenimiento de la salud. La recomiendo casi como algo obligatorio.

La quiropráctica es esencial. Es muy importante para conducir nuestra vida.

L, 62 años.

Ya puedo caminar bien

Tengo problemas de salud desde 2006. Notaba malestar y angustia emocional.

Una amiga mía, paciente ya de Barcelona Quiropractic me habló de los beneficios de la Quiropráctica y hace cuatro meses que voy.

Me encuentro más animado, voy mejorando de dolor y siempre espero con ganas el día de mi sesión. Ya puedo caminar bien, ha mejorado mi energía, mi nerviosismo, la sensación de cansancio y la molestia de piernas.

Pienso que la quiropráctica es una buena opción natural, para cuidar dolor de espalda. Los traumatólogos me daban como irrecuperable.

Siempre recomiendo la quiropráctica a amigos, familiares y a todos los que tengan problemas similares a los míos.

Ya puedo caminar bien, ha mejorado mi energía, mi nerviosismo, la sensación de cansancio y la molestia de piernas.

J, 59 años.

¿Sabes que la quiropráctica puede ser la solución a la migraña cervical?

Hace cuatro meses encontré Barcelona Quiropractic por Internet. Estaba tan desesperada por los dolores tan intensos y continuos que quería encontrar algo que me ayudara a reducirlos o eliminarlos.

Antes de empezar el cuidado quiropráctico tenía dolores de cabeza y migrañas fuertes cada día. Siempre he padecido de dolores de cabeza, pero hace seis meses se volvieron cada vez más insoportables. Las migrañas me limitaban en mi vida, en general. Yo continuaba haciendo lo mismo que siempre, pero estaba muy irritable y de mal humor por el dolor.

Las cervicales también hacía como diez años que me dolían, y sobre todo los trapecios y hombros. Como con las migrañas, hace seis meses se incrementaron mucho esos fuertes dolores y se volvieron constantes.

Cuando recibí mi primer ajuste vertebral, tan solo con el primero, se me liberó muchísimo la tensión del cuello y me di cuenta que mi forma de caminar había cambiado. Había algo que era diferente en mi postura.

Ahora llevo 4 meses en BQ y la mejora que noto es a todos los niveles. Han mejorado, y casi por completo, las migrañas y noto como mi cuerpo me pide solo las posturas correctas. Antes no me daba cuenta de esto, pero ahora soy consciente de que ya no puedo seguir manteniendo malas posturas, por ejemplo, en el sofá.

Es curioso porque mientras explico esto me doy cuenta de que también ha habido cambios a nivel interno. No solo estoy más alegre y animada porque se ha reducido el dolor. Es que también siento mucha más tranquilidad interna, cuando la situación externa que estoy viviendo es la misma. Sigo viviendo un momento de mucho estrés pero mi forma de tomarme esas cosas también ha cambiado. Por ejemplo, ya no noto que se me acelera el corazón  por situaciones externas.

Recomiendo la quiropráctica a todo el mundo, a todo el que me encuentro. Si tuviera que definir mi experiencia con la quiropráctica en una sola palabra sería: ¡INCREÍBLE! La quiropráctica es una gran desconocida. Hay muchas personas que no saben ni si quiera que existe. Esto es algo que ahora me sorprende mucho viendo en mí misma los resultados. Así que por eso este testimonio, para hacer llegar a los demás los beneficios de la quiropráctica y que puedan conocerla como la conocí yo.

A, 56 años.

¿Sabías que la quiropráctica puede ayudarte con tu dolor de cabeza?

Vengo desde Sabadell a Barcelona Quiropractic hace ya un año. Llegué con dolores de cabeza constantes, dolor de brazo, se me dormía la mano derecha hacía medio año, y el médico me dijo que me iba a operar y tocaría médula también.

Busqué en Internet y aquí estaba la solución. En un año ya no me toca la médula, ya no tengo dolores de cabeza ni en el brazo. Es muy esporádico cuando me pasa. Además, sin querer he mejorado en la calidad del sueño. Antes nunca dormía seguido y ahora duermo la noche entera y estoy más animada. Voy al gimnasio y antes no podía, hago vida normal.

No pienso dejar la quiropráctica nunca más y se la recomiendo a todo el mundo.

Busqué en Internet y aquí estaba la solución.

T, 72 años.

¿Sabes que la quiropráctica puede ayudarte con la ciática?

Voy a Barcelona Quiropractic des de Noviembre del 2015 y llegué con un problema constante de ciática con el que llevaba tres años. Era un problema en mi vida diaria por el dolor al hacer las tareas de la casa y eso repercutía anímicamente.

A día de hoy camino lo que quiero, hago las cosas de casa y puedo estar sentada. Nada que ver con ese Noviembre. Incluso ha mejorado mi sentido del humor y estoy más activa y ágil. No era ni consciente de todo lo que había perdido. Mi digestión era muy lenta y ahora es normal, antes cogía cualquier enfermedad y ahora siento que tengo las defensas a tope y hasta respiro mejor.

La filosofía quiropráctica me ha ayudado a tomarme tiempo para mí, de cómo quiero estar y a cuidarme. Recomiendo la quiropráctica totalmente a todo el que puedo, porque pienso que es una disciplina muy completa y desconocida, no es un masaje, no sabéis todo lo que puede llegar a hacer por vosotros. Ojalá todo el mundo fuese a uno, ¡serían tan felices!

Ha desaparecido mi ciática. Incluso ha mejorado mi sentido del humor y estoy más activa y ágil. No era ni consciente de todo lo que había perdido.

A, 50 años.

Daños en sistema nervioso

Me diagnosticaron Mielitis en el año 2011, un trastorno neurológico causado por inflamación de un segmento de la médula espinal, lo que conlleva a dañar el sistema nervioso, interrumpiendo así las comunicaciones entre los nervios de la médula y el resto del cuerpo.

Llevaba más de 3 años sin poder caminar, ya que había perdido totalmente la sensibilidad de cintura para abajo. Mis médicos me recomendaron sesiones de rehabilitación, y eso hice durante 2 meses, pero no encontré mejoría alguna, así que los médicos me dijeron que no podían hacer nada más por mi.

El último día de mis sesiones de rehabilitación, lo tenía claro: “No me rindo, quiero una solución”. Así que me puse a buscar en internet y encontré a Barcelona Quiropractic. Tras ver el vídeo de presentación de la consulta, llamé. Hoy ya llevo más de un año y medio como paciente en BQ, y he podido recuperar la sensibilidad de todo mi cuerpo.

“La quiropráctica me ha dado mucho. La enfermedad me obligó a dejar de hacer muchas cosas que ahora he podido recuperar gracias a los ajustes quiroprácticos. Algo tan sencillo como subir al autobús era imposible para mí, por no hablar de hacer deporte”.

A día de hoy, voy al gimnasio 3 veces por semana  y realizo ejercicios como bicicleta y remo con el fin de fortalecer mi musculatura. Noto como mi cuerpo aún puede hacer más, tengo más movilidad y sigo notando cómo se van despertando zonas que la mielitis dejó dormidas.

“He ganado mucha calidad de vida, y eso lo noto también en mi estado de ánimo. Cuando salgo de Barcelona Quiropractic me noto con más energía, más fuerte, en definitiva, más feliz”.

Por supuesto que aún hay trabajo por hacer, pero estoy muy contento con todo lo que la quiropráctica me ha devuelto. He vuelto a dormir bien, sin dolores, y ya hago muchos movimientos sin tener que pensar, no me siento tan rígido. A pesar de mis avances, mi médico no cree en la quiropráctica, ¡una verdadera lástima!, ya que mucha gente podría sentirse mucho mejor”.

J, 46 años.

¿Sabes que la quiropráctica puede ser la solución al dolor lumbar?

Hacía mucho tiempo que tenía dolor lumbar. Soy una persona mayor y supongo que por mi edad, casi 90 años, es lógico que tenga ciertas molestias. Pero este dolor en la zona baja de la espalda lo tenía desde hacía muchos años, y ya se había convertido en insoportable. El dolor era tan fuerte, que no pude impedir la operación, así que en 2011 tuve que pasar por quirófano porque los médicos no me daban otra solución.

No obstante, y a pesar de la operación, yo seguía teniendo molestias, hasta tal punto que no podía caminar ni hacer muchas cosas de mi día a día.

Un día, hablando con una amiga sobre lo mal que me encontraba, me comentó: ¿por qué no pruebas hacer quiropráctica? Yo no sabía lo que era, pero ella venía a la consulta de Barcelona Quiropractic desde hacía años, así que me decidí a probar.

¡Ahora puedo decir que estoy encantada! Ya llevo 1 año bajo el cuidado quiropráctico y mi vida ha cambiado casi de forma radical. He dejado de notar ese pinzamiento lumbar que no me dejaba hacer nada, puedo llevar a cabo mi vida cotidiana casi sin molestias a pesar de mi avanzada edad, realmente me siento muy afortunada.

Además, al haber dejado atrás el dolor, me noto con mucha más energía que antes, no sólo he mejorado a nivel físico, también emocionalmente me siento más animada para hacer cosas.

Sin duda alguna recomiendo la quiropráctica a todo el mundo, creo que es maravillosa y que puede ayudar a cualquier persona a sentirse mucho mejor.

T, 89 años.

No he vuelto a quedarme clavado

Hace diez años que tenía dolor de espalda, ciática y lumbago. El médico de cabecera me dio pastillas, pero no hacía nada más.

No me podía mover, me quedaba clavado, no podía caminar y yo quería hacer el Camino de Santiago.

Un conocido mío, paciente de Barcelona Quiropractic me dijo que no dudara en venir y eso hice. Desde Marzo de 2015 soy paciente de este centro y estoy muchísimo mejor. Ya no tiene nada que ver mi dolor de antes con mi ligera molestia de ahora. De hecho no he vuelto a quedarme clavado.

He conocido gente muy maja en este centro y estoy bien de todo, incluso de mejor humor. Estoy tan contento que he ido mandando gente porque sé que va bien para muchas cosas.

F, 76 años.

¿Sabes que la quiropráctica puede ayudarte con la tendiditis?

Hace cosa de nueve años empecé a padecer los problemas de cervicales de forma gradual. Y con el paso del tiempo se incrementaba la intensidad. Las molestias en la zona lumbar las empecé a sentir hace más de veinte años. Incluso alguna vez había llegado a tener algún episodio de ciática en la pierna derecha.

Esto me limitaba a la hora de hacer cualquier actividad; desde hacer deporte hasta cosas cotidianas como cocinar. Pero era sobre todo en el trabajo donde más padecía las consecuencias. Me veía en la necesidad de incluso cambiar de mano con la que utilizaba el ratón del ordenador.


Conocí Barcelona Quiropractic por el boca a boca. Ahora llevo tres meses y medio recibiendo el cuidado quiropráctico y me encuentro mucho mejor. ¡Hay dolores que tenía en un pasado que ahora ni los recuerdo!

Además he notado una mejora en la seguridad al caminar y me encuentro mucho mejor de estado anímico.

Todo el mundo debería hacerse quiropráctica, aunque no le duela nada, de vez en cuando. Es una herramienta que te ayuda a conectar con tu cuerpo.

Recomiendo la quiropráctica a todo el mundo. Además de lo dicho anteriormente, te ayuda a corregir las posturas del cuerpo y a mantenerlas de forma correcta.

M, 45 años.

¿Sabes que la quiropráctica puede ayudarte con la estenosis cervical?

Hará cosa de un año y medio empecé con fuertes dolores en las cervicales. Medio año después me diagnosticaron estenosis cervical. A finales del año 2009 sufrí una crisis de dolor fuertísima. Tenía tanto dolor que solo quería estar en la cama. Continuaba haciendo mis tareas, pero el dolor era entonces insoportable. Estaba amargada. Tomaba muchísima medicación.

En aquel año empecé a hacer fisioterapia y la doctora me comentó que la única solución que encontraba a mi problema era pasar por el quirófano.

A través de mi sobrina, paciente de Barcelona Quiropractic, conocí vuestro centro de salud. Le propuse yo a mi fisioterapeuta de empezar el cuidado quiropráctico antes que pasar por el quirófano, era mi última alternativa. Ahora llevo siete meses con el cuidado quiropráctico y me encuentro muchísimo mejor. Me ha desaparecido el dolor y he evitado tener que pasar por el quirófano.De hecho estoy haciendo dieta y controlo mi ansiedad combinando quiropráctica y acupuntura.

Antes de acudir a Barcelona Quiropractic no confiaba en la quiropráctica porque no la conocía. A mí me ha ido muy bien. Estoy muy contenta y a día de hoy la recomiendo, especialmente a una amiga que tiene problemas de fibromialgia.

 

R, 55 años.

¿Sabías que la quiropráctica puede ser la solución para tu dolor lumbar?

Mi mayor problema venía siendo el dolor lumbar, los mareos y los pinchazos que tenía en las rodillas. He sido jugador de rugby y debido a los impactos físicos, padezco de molestias en la zona lumbar desde hace 20 años. Mi primera crisis de lumbalgia fuerte fue en 2006 y todo empeoró desde entonces, siendo el peor momento en el 2012.

Además del dolor constante en la zona lumbar, padecía hipersensibilidad y hormigueos en piernas, pies y abdomen. A esto se le sumaba el insomnio, las crisis de ansiedad, los vértigos y el mal cuerpo en general. Todo esto desencadenó en una depresión, debido al dolor y al malestar no tenía ganas de hacer nada. Siempre he sido muy deportista y el hecho de dejar el deporte me hacía estar irritable.

Buscando en Internet, ya que un amigo me había hablado de la quiropráctica, di con Barcelona Quiropractic. Fue más la intuición que me hizo acudir a este centro.
Desde hace 9 meses, que estoy con el cuidado quiropráctico, me siento mucho mejor. El dolor de la zona lumbar ha desaparecido, he vuelto a hacer deporte y además he empezado otras actividades complementarias como yoga y pilates. También he vuelto a correr, esto último con tranquilidad.

También me han mejorado mucho los resultados de las analíticas de sangre. Me imagino que la alimentación, los complementos que recomienda el Doctor Veggia y la quiropráctica están influyendo en esto. Hay otra cosa de la que también me he dado cuenta: tengo más fuerza y resistencia al volver a hacer deporte, pensaba que me iba a costar más. También he mejorado mucho de mi ansiedad y la depresión.

A mí me ha ido muy bien, no es nada agresiva y no tiene efectos secundarios, a diferencia de los métodos tradicionales que te quitan el dolor, pero te fastidian otras cosas. Recomiendo la quiropráctica a personas con alguna situación similar y a personas sanas para mejorar su rendimiento.

 

JC, 44 años.

¿Sabes que la quiropráctica puede ser la solución al dolor de espalda?

Desde siempre he tenido dolores de espalda generalizados, y desde hace cuatro años padecía de migrañas muy intensas.
El dolor de espalda iba cada vez a peor. Trabajo de enfermera y el hecho de mover a los enfermos se me hacía muy complicado. Había muchas noches que no podía dormir. Me costaba muchísimo caminar por la ciática y no podía sentarme.

Las migrañas también iban cada vez a peor. Eran más intensas y más seguidas. No conseguía erradicarlas ni con medicación.

A través de una buena amiga que es paciente vuestra conocí Barcelona Quiropractic. Ella llevaba unos meses viniendo y me comentó que tanto para los dolores de espalda como para las migrañas le estaba yendo muy bien.

Hace cuatro meses que recibo los ajustes quiroprácticos y me encuentro bastante mejor. Ya no me molesta la ciática y las migrañas son mucho más leves y esporádicas. También mi dolor de espalda ha mejorado muchísimo. Incluso hasta de ánimos estoy mejor, como con más ganas de hacer cosas.

Ya estoy recomendando la quiropráctica a mis amigos y a compañeros de trabajo. No pensaba que hubiera tantas cosas relacionadas con la columna vertebral y que se pudieran solucionar y/o mejorar con los ajustes quiroprácticos. ¡Me he llevado una gran sorpresa!

M, 27 años.

Evita el dolor de cabeza cervical con la quiropráctica

Desde hace ocho años tenía intensos dolores en la zona lumbar y cervical, así como fuertes contracturas musculares. Todo esto derivaba en un fuerte dolor de cabeza.

Tenía que tomar voltaren durante quince días y el dolor menguaba. Pero a la que llevaba otros quince días sin tomar medicación el dolor volvía a aparecer. Así que estaba siempre con calmantes y antiinflamatorios; dependía de la medicación. El dolor era tan intenso que muchas veces no podía ni salir a caminar y creía que me iba a explotar la cabeza.

Mi tía, que es paciente de Barcelona Quiropractic, me recomendó acudir a vuestra consulta. Incluso mi marido insistía en que viniera viendo que a mi tía le estaba dando buenos resultados y se encontraba mucho mejor.

Tan solo llevo un mes y medio recibiendo los ajustes quiroprácticos y me encuentro fenomenal, ¡no me duele nada! Hasta mis hijos, mi marido y mi madre se sorprenden al preguntarme cada día por mi lumbalgia y ver que no tengo nada de dolor.

Una cosa sorprendente es que hasta que no empecé con el cuidado quiropráctico no me di cuenta de que me había acostumbrado a los dolores de cabeza constantes. Ahora soy consciente de que no tengo esas molestias y la pesadez.

Además no me encuentro tan cansada y me despierto con muchas más ganas de hacer cosas. Aguanto todo el día con mucha actividad y cuando llega la noche no me duele nada.

Recomiendo la quiropráctica a mucha gente. Es una pena que no se conozca demasiado. Un método tan eficaz y tan sano, sin necesidad de medicación, habría que promoverlo más para darlo a conocer.

Y, 40 años.

¿Sabes que la quiropráctica puede ayudarte con la ansiedad y la depresión?

Hace poco más de cuatro años que venía padeciendo de ansiedad y depresión. Me encontraba muy cansada, me sentía incapaz de concentrarme; estaba triste, sin energía, desganada. Todo esto me producía mucha impotencia. La vida, en esta situación, no tenía ningún sentido. Quería salir de todo esto pero no podía. Me sentía totalmente incomprendida. Estaba tomando medicación para aliviar todos esos síntomas. Además tenía mucha tensión en la cabeza. Me pasaba el día entero maquinando para poder salir de este estado y me costaba muchísimo dormir. Esto me producía agotamiento; tenía todo el cuerpo agarrotado. Mi padre es paciente de otro quiropráctico; él acostumbraba a traer artículos de quiropráctica y yo los leía. Al ver que la quiropráctica está relacionada con el sistema nervioso me decidí a visitaros.

Desde el primer ajuste he notado un cambio muy positivo. Empecé con el tratamiento en Noviembre del 2011, note una evolución constante y ahora estoy muy bien. ¡Duermo mucho mejor, estoy mucho más enérgica, con ganas de vivir y ganas de hacer muchas cosas!

He vuelto a estudiar porque puedo concentrarme otra vez y no necesito ir al psicólogo. Es más, voy reduciendo la medicación que me estaba tomando. Estoy muy contenta. Recomiendo la quiropráctica a nivel de salud a todo el mundo. Toda mi familia recibe los ajustes. La quiropráctica equilibra y no hace daño. ¡Más vale prevenir que curar!

I, 32 años.