Fortalecer tu sistema inmunitario es indispensable para evitar diversas enfermedades. Nuestras defensas nos protegen de los microorganimos como las bacterias, los hongos y los virus.

Llevar una dieta saludable es indispensable, aunque no es lo único. Saber gestionar las situaciones de estrés y ajustarnos de forma regular se vuelven también imprescindibles para tener unas defensas a prueba de bombas.

Indicadores de que tu sistema inmunitario necesita fortalecerse

Si andas bajo de defensas, es probable que sientas alguno o varios de estos síntomas:

sistema-inmunitario-chica
Un sistema inmunitario fuerte te previene de padecer alergias.

Si tienes alguno de estos síntomas de forma recurrente y quieres informarte al detalle, te aconsejamos que consultes, a través de una analítica de sangre, tus niveles de: ferritina, vitamina B12, inmunoglobulinas, albúmina y globulina.

9 consejos para fortalecer tu sistema inmunitario

consejos-fortalecer-sistema-inmunitario
Tu estilo de vida es fundamental para fortalecer o debilitar tu sistema inmunitario.

Evidentemente, tienes un papel muy importante a la hora de mantener tus defensas en buena forma. Tu estilo de vida es fundamental para debilitar o fortalecer la función protectora de tu sistema inmune.

Te dejamos con una serie de consejos para que tengas un sistema inmune a prueba de bombas:

  1. ¡Vitamínate y mineralízate! Con estos productos mantendrás tus defensas en buen estado: cobre, selenio, zinc, magnesio, probióticos, vitamina C o vitamina D son algunos de ellos.
  2. ¡Rico, rico y sano, sano! Dale la bienvenida en tu cocina a zanahorias, papaya, cítricos, pimientos, brócoli, kiwi, semillas de calabaza, frutos secos, menestras y yogurt, entre otros.
  3. ¡Baños de sol! Un mínimo de 30 minutos, con ropa clara o al descubierto, promueve la producción de vitamina D.
  4. Mantén lejos alcohol, el tabaco, el azúcar y la comida procesada. Estos tóxicos son tremendamente dañinos para tus defensas.
  5. Procura dormir un mínimo de 7 horas diarias y tener un sueño reparador. Es el momento preferido de tus células para regenerarse. Si te cuesta conciliar el sueño, deja de ver TV, móvil o tablet. Es importante desconectarse de las pantallas al menos 2 horas antes de meterse en la cama.
  6. ¡Movimiento! Realiza actividad física moderada a diario.
  7. ¡Hidrátate! Beber abundante agua cada día es indispensable para que nuestro organismo funcione. La hidratación no te protege contra gérmenes y virus, pero es esencial para la buena salud en general.
  8. Oooommm. Mantén la calma en situaciones estresantes. El estrés es un factor determinante que afecta la capacidad de tu sistema inmunológico.
  9. Ajústate de manera regular. El sistema nervioso alerta y guía al sistema inmune de y hacia los lugares de tu cuerpo en los que ha habido una infección o un daño importante.
cerebro-quiropráctico-cuerpo
El ajuste quiropráctico reconecta tu cerebro con el resto de tu cuerpo.

Hay investigaciones (1), (2), (3) que han demostrado, de forma clara, que el sistema inmunitario depende del cerebro y del sistema nervioso central para guiar la forma en que responde a las posibles amenazas sobre nuestra salud.

Fortalece tu sistema inmunitario en Barcelona Quiropractic

El correcto funcionamiento de tus defensas depende de diversos y variados factores. Lo que une a estos factores es que todos dependen, en gran medida, de tus hábitos y de tu estilo de vida. ¡Incluso del funcionamiento de tu sistema nervioso!

En Barcelona Quiropractic, lejos de quedarnos solo con el factor físico, nos adentramos en dar a conocer la importancia del factor químico y del emocional.

Ayudar a tu cuerpo a deshacerse de los tóxicos es fundamental en todo momento, especialmente cuando inicias el cuidado quiropráctico. Recuerda que, a más toxicidad hay en tu organismo, más energía invierte tu sistema nervioso para que sea transformada en materia orgánica y luego desechada.

A nivel emocional y mental, hay ciertas emociones que debilitan tu sistema inmune. Por ejemplo, el miedo, el estrés y la ansiedad causan grandes estragos en el organismo. Los ajustes vertebrales favorecen que el sistema nervioso retome su equilibrio natural, ayudando en la respuesta física del cuerpo ante las situaciones estresantes.

La quiropráctica, lejos de buscar la sanación fuera del cuerpo, se centra en mejorar nuestra capacidad de sanación desde dentro.

REFERENCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *