Problemas crónicos de salud por Comunidad Autónoma.

Dentro de los principales problemas crónicos de salud publicados por el Ministerio de Sanidad, entre la población española de más de 15 años y que se declara haber sido padecidos en los últimos doce meses y diagnosticados por un médico, se encuentran las alergias, la diabetes, el colesterol alto y la salud mental. Pero cabe destacar que, además de los anteriores, destacan, y con mayor porcentaje, la hipertensión arterial, el dolor lumbar y la artrosis. Específicamente en Cataluña, el problema crónico con mayor influencia en la población es el dolor lumbar crónico.

Son datos interesantes y que ponen de manifiesto que un alto porcentaje de las incapacidades laborales y de la disminución de la calidad de vida en nuestro país se debe a problemas derivados de un mal funcionamiento de nuestra columna vertebral. Una alternativa saludable y nada intrusiva para corregir esta situación es el cuidado de la columna mediante la quiropráctica. Además de prevenir este problema crónico de salud, ajustarnos regularmente también tiene un efecto positivo en nuestra salud general, haciendo especial referencia a la hipertensión, a la artrosis y, a largo plazo, a mejorar completamente y de forma integral el funcionamiento de todo nuestro organismo.

¿Qué es el dolor lumbar crónico?

El dolor lumbar se caracteriza porque el principal punto débil es la parte baja de la espalda, la región sacra y, en ocasiones, puede comprometer los glúteos, provocando disminución funcional.

Las enfermedades musculoesqueléticas, en la actualidad, suponen uno de los principales problemas de salud en los países occidentales. Esto es así porque representan una elevada tasa de morbilidad, afectando a un elevado porcentaje de la población general y representado el 40% de todas las “enfermedades” crónicas (Yelin, 1992) (1).

El dolor lumbar se describe como un síndrome musculoesquelético o conjunto de síntomas cuyo principal punto débil es la presencia de dolor focalizado en la parte baja de la espalda, la región sacra y, en ocasiones, puede comprometer los glúteos, provocando una disminución funcional. Además, el dolor lumbar puede presentarse en forma de un dolor muy agudo o en forma de dolor crónico (diagnosticado así cuando lleva más de 3 meses sin desaparecer).

Lo que desde Barcelona Quiropractic queremos transmitir y, basándonos en los más de 25 años que llevamos cuidando de la columna vertebral de las personas que en algún momento de sus vidas han optado por la quiropráctica, es que antes, mucho antes de llegar a padecer el dolor lumbar crónico o en fase aguda, seguramente ha habido episodios alternos de molestias lumbares que han sido ignoradas por la persona porque no han durado en el tiempo o no han tenido una intensidad suficiente para prestarles la atención que se merecen. Este es el mayor error que comete un alto porcentaje de la población para con la salud de su columna vertebral. Es mejor prevenir que curar equivale a es mejor hacer un chequeo completo de la columna vertebral en manos de un buen profesional que pasarnos el resto de nuestra vida temiendo por una recaída o padeciendo un dolor crónico que nos impida llevar una vida normal.

Causas más comunes del dolor lumbar agudo o crónico

Las causas físicas más comunes del dolor lumbar son las alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna: ligamentos, músculos, discos vertebrales y vértebras.

Siguiendo con lo dicho en el apartado anterior y recalcando la importancia del cuidado de la columna, la causa específica de la mayoría de los dolores lumbares son las alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral: ligamentos, músculos, discos vertebrales y vértebras. Estas alteraciones pueden deberse a múltiples factores como traumatismos, sobresfuerzos, malas posturas, debilitamiento muscular, sobrecarga mecánica, entre otros. Con todo, cabe destacar que el 85% de los casos de dolor lumbar se atribuyen a una causa inespecífica (Moix, Cano y Grupo español de Trabajo del Programa COSTB13, 2006) (2). No hay que menospreciar que el dolor lumbar, como otro tipo de dolores, está también relacionado y provocado por factores sociales (condiciones labores desfavorables, por ejemplo) y psicológicos (sensaciones aversivas, experiencias afectivas, cambios conductuales, reajustes en motivación, estados emocionales, las cogniciones…).

El dolor crónico, en general, y la lumbalgia en concreto, se han asociado en numerosas ocasiones a factores psicosociales como el estrés, la ansiedad, la depresión, la ira y otros procesos psicológicos (Casado y Urbano, 2001; Moix, 2005; Moix y Cano, 2006; Brage, Sandanger y Nygard, 2007, entre otros) (4). Hay que tener en cuenta, sobre todo que, si los factores psicológicos pueden tener un peso importante en la génesis del dolor lumbar, será en su mantenimiento y cronificación donde jugarán el papel más relevante.

Conociendo todas estas causas, es muy asertivo pensar en la quiropráctica como una herramienta más que efectiva para combatir y prevenir el dolor lumbar agudo y el dolor lumbar crónico. En primer lugar, porque va a la raíz del problema, principalmente causas musculoesqueléticas relacionadas, en primera instancia, con el mal funcionamiento de la columna vertebral. Pero también porque en Barcelona Quiropractic tenemos en cuenta los factores físico, químico y emocional/mental que experimentan las personas. Nuestro acompañamiento va más allá del alivio del dolor y se enfoca en la educación del paciente, tanto en hábitos posturales saludables, en ejercicios que le favorecen, en alimentos y suplementos que ayuden a su organismo a estar más fuerte y mejor preparado y, como no, a enseñar la importancia de la relajación, de la respiración, de la meditación. Ajustarnos de forma regular, a más a más de reducir el síntoma, ayuda a reducir los niveles de estrés al equilibrar los dos componentes del sistema nervioso autónomo: el simpático y el parasimpático.

Barcelona Quiropractic

Los datos que provienen del Ministerio de Sanidad, en los que se ponen de manifiesto los problemas de salud crónicos más numerosos en nuestro país, dejan claro que se necesita un método más efectivo que la medicación o el reposo en los casos de dolor lumbar agudo o crónico. La quiropráctica es una sana elección para ayudar a todo nuestro organismo a funcionar de una forma óptima. Si, además, en Cataluña tenemos al dolor lumbar crónico como el problema con el porcentaje más alto en incidencia, sabemos que algo está fallando. Quizá deberíamos plantearnos que el primer paso, antes de que cualquier dolor aparezca, es hacernos, todos, una revisión de la columna vertebral. Un profesional bien calificado a tiempo puede ser clave para prevenir futuros problemas de columna que, además del dolor, puedan producirnos otro tipo de sintomatología o malestar. Esto, a su vez, disminuiría el absentismo laboral provocado por este tipo de dolencia, lo que, en consecuencia, mejoraría la productividad de las empresas.

Si padeces de dolor lumbar, agudo o crónico, o tienes alguna otra dolencia que te impida seguir con tu vida cotidiana, no dudes en llamarnos al 601 05 98 49 y estaremos encantados de atenderte y poder darte nuestra mejor atención. Si lo prefieres, también puedes contactarnos por whatsapp a este mismo número de móvil. Como decía Hipócrates: “antes de acudir al médico, revisa primero tu columna vertebral”.

REFERENCIAS
  1. Yelin, E. (1992). Arthritis: The cumulative impact of a common chronic condition. Arthritis & Rheumatism, 35, 489-497.
  2. Moix , J., Cano, A. y Grupo Español de Trabajo del Programa COST B13 de la Comisión Europea (2006). Guía de Práctica Clínica para la Lumbalgia inespecífica basada en la evidencia científica. Ansiedad y Estrés, 12(1), 117-129.
  3. Moix, J., Cañellas, M., Osorio, C., Girvent, F., Martos, A. y equipo multidisciplinar de dolor. (2003). Eficacia de un programa educativo interdisciplinar en pacientes con dolor de espalda crónico. Dolor, investigación, clínica y terapéutica, 18(3), 149-157.
  4. Casado, M.I. y Urbano, M.P.(2001). Emociones negativas y dolor crónico. Ansiedad y Estrés, 7(2-3), 273-282