Cuando hablamos de fiabilidad, de transparencia, de eficacia, de honestidad y de amabilidad hacia las personas, hablamos de Barcelona Quiropractic. Nuestra consulta nació en la ciudad condal hace ya 25 años y por ella han pasado más de 15.000 personas que, en un momento de sus vidas, decidieron apostar por esta disciplina. Seguimos atendiendo a un gran número de personas que iniciaron su cuidado quiropráctico apenas Barcelona Quiropractic abrió sus puertas. ¿Qué decir ante esto? Simplemente un GRACIAS inmenso a todos vosotros, desde los que lleváis un cuarto de siglo entre nosotros hasta lo que habéis decidido apostar por nosotros en estos últimos días. ¡Lo que más nos llena y nos entusiasma es haceros sentir que formáis parte de una gran familia!

¿Qué hace que las personas sigan entre nosotros?

La quiropráctica me da la paz que el mundo no puede darme.

Si estas palabras que van a ser leídas a continuación salieran de un miembro del equipo de Barcelona Quiropractic, no tendrían ningún valor. Lo que viene ahora son las palabras que expresan nuestros pacientes. Palabras llenas de gratitud de personas que han sido ajustadas por los quiroprácticos de nuestra consulta y tratadas con el mayor cariño y amabilidad por todo el equipo de BQ. Son éstas, y otras tantas dedicatorias, las que nos hacen seguir creciendo por y para vosotros.

“La quiropráctica me da la paz que el mundo no puede darme” (2005).

“Llevo 9 años viniendo al quiropráctico y desde entonces siento cada día un equilibrio emocional y corporal y me siento muy bien conmigo misma y con los demás. Gracias a todo el equipo, en especial a mi doctor” (2008).

“El mundo debería ser quiropráctico y no emprender guerras contra el mar, sino favorecer el desarrollo de la vida. Sois un encanto” (2009)

“Mi vida necesitaba un cambio pero no encontraba ni el momento ni el motor del cambio. La quiropráctica ha sido el motor. El momento llegó. Gracias por estar aquí” (2009)

“Esto tendrían que disfrutarlo todas las personas, es salud y bienestar” (2010)

“Después de un tratamiento constante empecé a sentirme bien y a disfrutar de la vida sin la amargura del dolor. Y ahora, después de dos años, sigo aquí, cerca de BQ. ¡No quiero vivir sin ellos!” (2012)

“Tengo 10 años y siempre que vengo aquí me pongo muy contenta” (2012)

“Los ajustes son estupendos. Pero el personal inmejorable” (2013)

“Todo siempre resulta difícil pero la quiropráctica me ha hecho fácil mantener en forma la salud” (2013)

“Hace 12 años que vengo. Los latigazos cervicales me dejaban sorda a ratos. Estoy encantada. No renuncio al quiropráctico” (2013)

“La quiropráctica ¡Cuánto antes mejor! Mi hija vino por primera vez a los 2 años por otitis y fiebre alta. Volvió a casa y ya no hubo necesidad de Dalsy ni antibiótico desde entonces. Vida sana: “Quiropráctica!” (2014)

“Gracias. Después de mucho dolor y de no poder caminar habéis hecho el milagro” (2015)

EL EQUIPO DE BQ: ¡GRACIAS POR TANTO AMOR!

Nuestros pacientes ya lo saben: descubrir nuestro potencial de salud implica deshacer el camino de lo hasta ahora “conocido”

El mundo debería ser quiropráctico y no emprender guerras contra el mar, sino favorecer el desarrollo de la vida. Sóis un encanto!

Sabemos que es difícil confiar en aquello que todavía no se conoce. Los seres humanos tendemos a juzgar lo desconocido en lugar de “acercanos” para conocerlo. En algún momento de sus vidas, las personas que acuden a Barcelona Quiropractic decidieron también confiar en lo que todavía no conocían. Además, con el añadido de que aquello desconocido iba a contracorriente de lo que, hasta ese momento, nos habían explicado sobre la salud y como combatir el dolor y la enfermedad.

Muchísimas gracias a todo el equipo de BCN Quiropractic, hay un antes y un después en mi salud. Desde que comencé el tratamiento mi vida ha mejorado muchísimo.

Aquí es donde debe existir un equilibrio perfecto entre el equipo de BQ y las personas que vienen para ser ajustadas. ¿Qué hacer cuándo las personas hemos sido educadas para eliminar el síntoma o la enfermedad y no para mantener un estado óptimo de salud? Hay una gran diferencia entre tratar la enfermedad y mantener y potenciar la salud. Y en este punto es dónde se vuelve más difícil la labor del equipo de Barcelona Quiropractic, y, al mismo tiempo, los resultados pueden llegar a ser extremadamente gratificantes para los pacientes y para nosotros. Nuestra misión más importante es aconsejaros, acompañaros y mantenernos a vuestro lado para resolver vuestras dudas. ¿A quién no le gustaría tomar menos calmantes o antinflamatorios (o eliminarlos completamente) y poder continuar con las tareas habituales de su día a día sin acabar extremadamente agotado o irascible por el dolor continuado las 24 horas? Suponemos que a todos nos agrada y nos seduce esa idea. El caso es que la mayoría de nosotros creemos que no es posible alcanzar ese estado sin medicamentos o, bien, es tanto lo que hemos esperado para revertirlo que lo que deseamos es que desaparezca de un plumazo. No, de un plumazo no va a ser. Hay un trabajo importante a realizar, por nuestra parte y por la parte de las personas que se ajustan en Barcelona Quiropractic. Lo primero es volver atrás, deshacer hábitos posturales, hábitos nutricionales e, incluso, en muchas ocasiones, hábitos emocionales. Es como andar por un sendero y encontrarnos con dos posibles direcciones. Una conduce al lugar al que queremos llegar, otra conduce a un lugar al que no queremos llegar. Sin gps, incluso sin mapa, solo con todas las creencias que llevamos a cuestas de nuestra familia, nuestro entorno más cercano, nuestra cultura, etc. Además, el camino que conduce al lugar al que no queremos llegar es el que tiene más cantos de sirenas, el que más nos atrae, el que parece más fácil y cómodo. Y cuando hemos andado kilómetros y kilómetros, nos damos cuenta de que jamás llegaremos al lugar deseado. Estamos cansados, agotados, doloridos… Pero no nos queda otra opción que deshacer el camino hasta el cruce inicial. Es la única manera de dirigirnos en la dirección correcta. Esto es lo que han conseguido muchísimas personas que han seguido y siguen el cuidado quiropráctico con nosotros. Mientras su columna iba ganando movilidad y volviendo a una anatomía más natural, ellos iban desandando poco a poco el camino recorrido hasta entonces. El resultado: disfrutar de una vida más plena, ¡incluso con el paso de los años!

Después de mucho dolor y no poder caminar, tú has hecho el milagro.

En este ejemplo, muy simple pero visual, hay algo que en el caso de nuestra salud sí tenemos. Nuestro mapa o nuestro gps es nuestro propio cuerpo. Al cuerpo hay que escucharlo. Ser conscientes de las señales que nos manda. Hacerle caso cuando nos da avisos. ¿Qué hubiéramos hecho si durante nuestro recorrido por el camino equivocado nos hubiera saltado una alarma? Seguramente hubiéramos vuelto atrás. Entonces, ¿por qué no lo hacemos con nuestra salud?

El organismo es una máquina perfecta que responde positivamente con la quiropráctica

Primero de todo nos gustaría definir la palabra organismo: Un ser vivo u organismo es un conjunto material de organización compleja, en la que intervienen sistemas de comunicación molecular que lo relacionan internamente y con el medio ambiente en un intercambio de materia y energía de una forma ordenada, teniendo la capacidad de desempeñar las funciones básicas de la vida que son la nutrición, la relación y la reproducción, de tal manera que los seres vivos funcionan por sí mismos sin perder su nivel estructural hasta su muerte. Tenemos la máquina más perfecta jamás creada. El organismo (de forma natural) no necesita nada externo que lo “organice”. Ya es una organización perfecta, diseñada de forma perfecta para funcionar de forma perfecta. Y esto es lo que la quiropráctica facilita: que la capacidad de sanación que tiene el propio cuerpo, innata a todo ser vivo, se manifieste en su máximo potencial. Revertir años de una columna mal alineada para eliminar las interferencias generadas en tu sistema nervioso. Eliminar estas interferencias o presiones de los nervios reduce el dolor y la sintomatología, pero sirve, a su vez, para algo mucho más importante. ¿Para qué? Para que podamos llevar una vida más plena. Para que, si alguna enfermedad llama a nuestra puerta, nuestro organismo esté más preparado para afrontarla. Para fortalecer nuestro sistema inmunitario. Para relajar nuestro sistema nervioso, cosa que promueve una reducción de los efectos del estrés en el organismo.

Dicen que los ángeles están alrededor nuestro, yo creo que están en Barcelona Quiropractic. Ánimo equipo!

Nuestro compromiso es para contigo. Ayudarte en todo este proceso de cambio. La quiropráctica va más allá de los ajustes que se realizan en la consulta: la quiropráctica es una filosofía de vida. Adoptar hábitos posturales y nutricionales saludables, practicar algún deporte o actividad física, ayudar al organismo con suplementos naturales en momentos de déficits, aprender a dejar de prestar atención a la mente y relajarnos cada día, tomándonos nuestro tiempo para interiorizar y estar en calma. Nuestro mayor deseo es que la quiropráctica se dé a conocer cada vez a más personas. Y así, ojalá que tú, que nos estás leyendo, algún día escribas cosas como las que ya hay escritas por nuestros pacientes en nuestra libreta titulada “¿qué opinas de la quiropráctica?”

Barcelona Quiropractic cumple 25 años y más de 15.000 personas han pasado por nuestra consulta

25 años compartiendo salud. 25 años acompañando a las personas en su camino hacia una mejor calidad de vida. 25 años apostando por un cambio de paradigma en el que el remedio no sea combatir la enfermedad, sino mantenernos sanos y saludables. 25 años educando a las más de 15.000 personas que han pasado por nuestra consulta para que comprendan que no se trata de tratar el síntoma desde fuera, sino de mantener la salubridad desde dentro haciéndonos cada vez más conscientes y responsables de nuestro cuerpo (y de nuestra mente).

Una vez más, ¡gracias a todos los que habéis confiado en nosotros en estos 25 años! Sigamos añadiendo más vida a nuestros años y más años a nuestra vida. Sigamos sumando salud y bienestar. Sigamos promoviendo un estilo de vida saludable. ¡Que BQ cumpla muchos años más y que todos vosotros estéis para celebrarlo juntos!

Si has llegado hasta aquí y estás interesad@ en realizar una primera visita de reconocimiento con nosotros, puedes llamarnos o mandarnos un whatsapp al 601 05 98 49. Desde ahora y hasta el 31 de octubre del 2020 tenemos una promoción que te facilite formar parte de nuestra familia quiropráctica.