Tener una columna vertebral bien alineada va a tener repercusiones muy positivas en tu organismo. Una de estas repercusiones, a tener muy en cuenta, es que, en diferentes estudios se ha demostrado que después del ajuste de la primera vértebra cervical (Atlas), se ha reducido el nivel de la presión arterial en personas hipertensas. Esto es un gran avance para la profesión quiropráctica, los profesionales y también para los usuarios.

¿Qué es la hipertensión arterial y cuáles son sus principales consecuencias?

En nuestro país en torno al 40% de la población general es hipertensa, y se calcula que más de 37% de esas personas está sin diagnosticar.

La hipertensión se define como el aumento de forma crónica de la presión arterial (PA), ya sea sistólica, diastólica o de ambas. Una PA óptima se da cuando sus valores están por debajo de 120mmHg para la sistólica y por debajo de 80mmHg para la diastólica. Cuando se padece hipertensión, los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede acabar dañándolos. La PA es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos (arterias) al ser bombeada por el corazón. Cuanto mayor es la presión, más esfuerzo realiza el corazón para bombear. La hipertensión es una patología tratable, pero su falta de control puede desencadenar en complicaciones graves como el infarto de miocardio, la insuficiencia cardíaca o el ictus. En nuestro país en torno al 40% de la población general es hipertensa, y se calcula que más de 37% de esas personas está sin diagnosticar. Una de las consecuencias más nefastas derivadas de una PA elevada es el Ictus. En nuestro país el Ictus es la primera causa de mortalidad entre las mujeres españolas y la segunda entre los varones, según datos del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV-SEN). Cada año se detectan 120.000 casos nuevos de Ictus en nuestro país y cada 6 minutos se produce un caso de Ictus nuevo en España.

Causas de la hipertensión arterial

Por el momento no se conocen causas específicas que provoquen la hipertensión arterial. Con todo sí se ha relacionado con una serie de factores que normalmente están presentes en la mayoría de personas que la padecen. Hay factores relacionados con la herencia genética, con el sexo, con la edad, la etnia, etc. Estos factores son poco o nada modificables, es decir, no podemos hacer nada para cambiarlos. Por otro lado, los factores sí modificables con los que se relaciona la aparición de la hipertensión se relacionan con los hábitos y el ambiente: obesidad, sensibilidad al sodio, consumo de alcohol, el uso de ciertos fármacos, el estilo de vida sedentario, incluso llevar una vida muy estresante, etc.

El mecanismo de acción rápida para el control de la tensión arterial es el reflejo barorreceptor.

Sin embargo, hay algo que es realmente sorprendente y desconocido para casi todos que parece ser que también está relacionado, en algunos casos, con la hipertensión arterial. Por un lado, las subluxaciones vertebrales de las cervicales 1 y 2 (Atlas y Axis) pueden generar cambios en la circulación cerebral que podrían estar asociados con niveles elevados de PA. Por otro lado, las señales sensoriales aferentes de la musculatura occipital también podrían tener una relación sobre el control cardiorrespiratorio central e influir en la PA. El mecanismo de acción rápida para el control de la tensión arterial es el reflejo barorreceptor. Este reflejo es poco conocido a diferencia de otros reflejos y contribuye al control de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial a corto y a largo plazo. El reflejo barorreceptor estabiliza de forma eficiente las fluctuaciones de la tensión arterial en pocos segundos. Las alteraciones de este reflejo están relacionadas con los fallos en la variabilidad cardiovascular, ya que es un mecanismo crucial para la supervivencia en la mayoría de animales y del ser humano.

Estudios demuestran que los ajustes vertebrales disminuyen la presión arterial

Un Atlas bloqueada puede lesionar, deteriorar, comprimir y/o comprometer vías neuronales del tronco encefálico.

Existen algunos estudios que demuestran una disminución de la PA asociado a una corrección de la vértebra Atlas. En un estudio piloto las mejoras de las personas después de recibir el ajuste vertebral de la primera cervical es similar al de los efectos de proporcionar medicamentos. Además, en este estudio se demostró que la reducción de la PA perduró hasta 8 semanas. Otros estudios también apoyan la noción de que los cambios en la circulación cerebral están relacionados con la posición de la vértebra Atlas. Así pues, es normal que nos hagamos la siguiente pregunta: ¿cómo afecta la desalineación del Atlas en la hipertensión arterial? El Atlas se basa únicamente en tejidos blandos (músculos y ligamentos) para mantener su alineación natural. Por este motivo la primera vértebra cervical es especialmente vulnerable a subluxarse. Una contra de esto es que cuando la primera cervical se desplaza de su posición natural, generalmente no produce dolor y, por lo tanto, no somos conscientes de que tenemos la primera cervical mal alineada. Pero, desgraciadamente, que no produzca dolor no quiere decir que no esté teniendo otras implicaciones más serias relacionadas con la salud. Un Atlas bloqueada puede lesionar, deteriorar, comprimir y/o comprometer vías neuronales del tronco encefálico. De hecho, se ha comprobado mediante pruebas específicas que la comprensión de la arteria cerebral es común en personas con hipertensión, mientras que personas sin la comprensión de la arteria cerebral son normotensas. En este estudio, después de ajustar el Atlas y descomprimir la arteria cerebral de los implicados mejoró la hipertensión en un 76%.

Lo que nos demuestran estos estudios es que los cambios en la posición anatómica natural del Atlas, y, en consecuencia, de la circulación de la arteria cerebral, se prestan a un aumento en los valores de la PA.

Barcelona Quiropractic

De todas las personas que acuden a Barcelona Quiropractic para seguir con el cuidado de su columna vertebral, hay algunas que, como no es de extrañar, padecen hipertensión arterial. A algunas de estas personas les hemos medido la presión arterial antes y después del ajuste y, como en los estudios anteriormente comentados, ha habido cambios en las cifras de la PA después de que el quiropráctico alineara correctamente columna vertebral.

Una de las expresiones que más utilizamos en Barcelona Quiropractic es que la primera cervical es “la caja de fusibles” de tu sistema nervioso. Siempre hacemos hincapié en que, si la vértebra Atlas está subluxada, las consecuencias van a darse a nivel de todo el organismo, aunque no exista síntoma o dolor en la zona cervical.

Si quieres saber más sobre la quiropráctica o si padeces hipertensión y quieres darte la oportunidad de probar con una técnica saludable y no invasiva que va a ayudarte a obtener mejoras a todos los niveles, puedes ponerte en contacto con nosotros llamando o mandando un Whats App al 601 059 849. ¡Estaremos encantados de atenderte!

REFERENCIAS
  1. Chobanian AV, Bakris GL, Black HR, Cushman WC, Green LA, Izzo Jr JL et alRandomization of patients Seventh report of the joint national committee on prevention, detection, evaluation, and treatment of high blood pressure. Hypertension 2003; 42: 1206–1252.
  2. Hajjar I, Kotchen TA . Trends in prevalence, awareness, treatment, and control of hypertension in the United States, 1988–2000. JAMA 2003; 290: 199–206.
  3. Reis DJ, Morrison S, Ruggiero DA . The C1 area of the brainstem in tonic and reflex control of blood pressure. State of the art lecture. Hypertension 1988; 11: I8–13.
  4. Reis DJ . The brain and hypertension: reflections on 35 years of inquiry into the neurobiology of the circulation. Circulation 1984; 70: III31–III45.
  5. Reis DJ, Nathan MA, Doba N . Two specific brainstem systems which regulate the blood pressure. Clin Exp Pharmacol Physiol 1975; 12 (Suppl 2): 179–183
  6. Jannetta PJ, Segal R, Wolfson Jr SK . Neurogenic hypertension: etiology and surgical treatment. I. Observations in 53 patients. Ann Surg 1985; 201: 391–398.
  7. Levy EI, Scarrow AM, Jannetta PJ . Microvascular decompression in the treatment of hypertension: review and update. Surg Neurol 2001; 55: 2–10.
  8. Gómez Castro, S. Upper cervical manipulation and high blood pressure. Rev Fisioter (Guadalupe) 2010;9 (Supl): 7-19 
  9. Torns S. Atlas vertebra realignment and arterial blood pressure regulation in 42 subjects. J Upper Cervical Chiropr Res. 2012;2:40–45. 
  10. Plaugher G., Bachman T. Chiropractic management of a hypertensive patient. J Manipulative Physiol Ther. 1993;16(8):544–549.