La inflamación es una respuesta natural del sistema inmunitario frente a las “agresiones del medio” y acostumbra a presentar sensaciones desagradables: picor, hinchazón, escozor, dolor, calor, etc. Estas sensaciones son debidas la magnífica capacidad de sanación innata de los seres vivos. En las enfermedades crónicas, como las reumáticas, la inflamación es incapaz de eliminar al agente que la causa; contrariamente, el sistema inmunitario, en lugar de atacar a la infección, ataca a las articulaciones.

Acudir al quiropráctico de forma regular, entre otras cosas, ayuda a personas con enfermedades reumáticas a des-andar el camino del dolor y a retomar las actividades de su vida diaria.

¿Por qué se produce la inflamación?

La finalidad de la inflamación es proteger al organismo de infecciones y lesiones. El sistema inmune localiza y elimina el tejido dañado para que el cuerpo sane. Cuando se trata de inflamación aguda persistente puede convertirse en inflamación crónica, que llega a durar años e incluso toda la vida.

La inflamación articular, como es la artrosis, puede resultar muy dolorosa porque deteriora el cartílago, encargado de amortiguar los extremos de los huesos. Habitualmente se habla de la artrosis como una enfermedad de “desgaste”. Pero, además, provoca cambios en el hueso y deterioro en el tejido conectivo que mantiene unida la articulación y que, además, une el músculo con el hueso.

 

 

 

 

 

 

Factores de riesgo de la inflamación articular 

Existen ciertos factores que desencadenan y/o aceleran los procesos inflamatorios. Los más conocidos son:

  • Edad avanzada.
  • Sexo: las mujeres son más propensas, aunque se desconoce la razón.
  • Obesidad: a mayor peso, mayor estrés sobre las articulaciones. Además, el tejido graso produce proteínas que causan más inflamación en las articulaciones y a su alrededor.
  • Gérmenes como bacterias, virus u hongos.
  • Lesiones externas por practicar deporte o por accidente, ¡incluso cuando hace muchos años que se produjeron!
  • Tensión repetida en la articulación: esfuerzo repetitivo de una o más articulaciones en un trabajo o deporte.
  • La genética y la herencia a desarrollar artrosis.
  • Deformidades óseas de nacimiento.
  • Enfermedades metabólicas como la diabetes o la hemocromatosis (exceso de hierro).
  • Efectos de agentes químicos o radiación.

La mejor solución a la inflamación crónica: la prevención

El dolor cervical y lumbar también tiene su origen en el desgaste de las articulaciones que hay en la columna vertebral.

Para aliviar los procesos inflamatorios, habitualmente, acostumbramos a tomar fármacos que inhiben los síntomas o suprimen la inflamación. Pero, cuando hablamos de una inflamación cronificada, se vuelven casi siempre inservibles, además de causar toxicidad orgánica que puede ser muy perjudicial para el organismo.

Generalmente se pueden controlar los síntomas de la artrosis, pero no se puede revertir el daño de las articulaciones. Desde una visión quiropráctica la mejor solución no es aliviar los síntomas sino prevenir la aparición temprana de la artrosis y ralentizar su avance. Además de ajustarnos regularmente es muy importante estar activos, mantener un peso adecuado y una dieta equilibrada baja en grasas saturadas y azúcares. Todo esto nos ayuda a prevenir la inflamación de las articulaciones. También hay suplementos, como el silicio orgánico de 5ª generación, que ayuda a prevenir su deterioro.

Barcelona Quiropractic

Los ajustes quiroprácticos potencian la capacidad innata de sanación del organismo.

El dolor perturba la vida diaria de distintas maneras, impidiendo la realización de tareas básicas. Algunas personas sienten dolor al levantar un objeto, al subir escaleras, al caminar o al correr. Otras, incluso permaneciendo quietas. ¿Qué sucede con un elevadísimo porcentaje de estas personas que siguen un cuidado quiropráctico? Mejoran sus síntomas, reducen la inflamación, previenen un mayor desgaste y consumen menos antiinflamatorios.

¿Por qué? Porque la quiropráctica potencia el sistema de sanación del cuerpo y, entre otras cosas, ayuda a equilibrar los antiinflamatorios naturales del organismo. ¿Recuerdas el inicio de este artículo? ¡La inflamación es una respuesta del sistema inmunitario para la propia sanación del cuerpo!

Desde Barcelona Quiropractic te animamos a que experimentes los beneficios de la quiropráctica. Tu sistema nervioso tiene la capacidad de revertir mal funciones del cuerpo y ayudar a frenar ciertos procesos ya avanzados. ¡Ayúdalo! ¿Cómo? Nosotros podemos explicártelo, solo tú puedes experimentarlo.
Reserva tu cita llamando al 934 123 433 o mandando un Whats App al 601 059 849. ¡Estaremos encantados de atenderte!

REFERENCIAS

  1. Cochrane. www.cochrane.org/es/CD008951/MUSKEL_tratamiento-del-dolor-para-la-artritis-inflamatoria-artritis-reumatoide-artritis-psoriasica
  2. Mi sistema inmune. www.misistemainmune.es
  3. www.queteduele.es