Muchas personas acuden por primera vez a un quiropráctico porque padecen dolor e inflamación constante en las articulaciones y quieren encontrar una solución definitiva a su problema. Pero lo que se consigue con los ajustes vertebrales es muy diferente respecto a una “cura”.

¿Qué es la artritis?

La palabra artritis se compone de “Arth” que significa articulación y “itis” que significa inflamación. Así pues, la forma más común de definirla  es inflamación de las articulaciones. Durante procesos anteriores, como la artrosis, las articulaciones tienden a ensancharse y empiezan a doler debido a un proceso inflamatorio. Si esta inflamación perdura en el tiempo acaba dando lugar a malformaciones originadas por la continua presión sobre estos tejidos blandos. En realidad, hay más de 100 tipos diferentes de esta patología y todos y cada uno de estos tipos puede encontrar beneficios con los ajustes vertebrales.

¿Cómo se detecta?

Como toda patología, tiene que ser diagnosticada de manera idónea. Para ello se realizan diferentes pruebas o exámenes que incluyen la historia de salud completa de la persona, un estudio radiográfico, una analítica de sangre y orina y, en algunos casos, también es necesaria la realización de una resonancia magnética.

Causas de la artritis

En la mayoría de casos la artritis suele aparecer o manifestarse como proceso degenerativo a causa de la edad. Pero también existen diferentes estudios que demuestran que existen otros y diversos factores que pueden influir en un desarrollo más precoz de la enfermedad o, por ende, empeorar los casos. Por ejemplo:

  • Factores genéticos
  • Fallo del sistema inmune
  • Traumatismo
  • Falta de movimiento
  • Falta de fuerza muscular
  • Movimientos no adecuados y repetidos
  • Mala alimentación

¿Cómo sanar la artritis?

No existe ninguna cura para la artritis. De hecho, los tratamientos de la medicina tradicional son solo para reducir los efectos de esta patología. Estos tratamientos suelen ser desde un cocktail de antinflamatorios y antirreumáticos para los dolores y molestias hasta, en los peores casos, cirugía para el dolor y mejorar la funcionalidad de las articulaciones afectadas. Ninguno de estos tratamientos curan la artritis ni, desgraciadamente, garantizan la mejora sintomática de la misma.

Cómo actúa la quiropráctica

Aquellas personas que acuden a un quiropráctico son las que buscan una alternativa válida y segura para encontrar beneficios a corto y, sobre todo, a largo plazo. Además de que con los ajustes vertebrales el cuerpo empieza a trabajar más eficazmente para combatir los efectos de la artritis, estas personas no acaban volviéndose dependientes de los fármacos para el resto de su vida.

El quiropráctico lo que consigue es reducir las tensiones y la mala posición de la columna y otras articulaciones del cuerpo con el fin de permitir que el sistema nervioso funcione correctamente. En el momento que las articulaciones empiezan a recibir el alimento que necesitan (impulso nervioso) se reduce la inflamación y mejora la funcionalidad íntegra de todo nuestro cuerpo. Así pues, al mejorar el trabajo de nuestro sistema nervioso el propio cuerpo es capaz de manejar con mayor éxito las molestias causadas por la artritis. La mayoría de las personas acostumbran a manifestar varios beneficios durante el cuidado quiropráctico. Entre ellos, los más comunes son:

  • Reducción de dolores y molestias
  • Reducción de inflamaciones
  • Aumento de la calidad de vida
  • Aumento de los rangos de movimiento
  • Aumento de la flexibilidad
  • Aumento en las capacidades para diferentes actividades

Barcelona Quiropractic

Como se ha dicho anteriormente, la artritis no se puede curar de ninguna manera, pero lo que se puede hacer es tener un estilo de vida normal, sin demasiadas limitaciones y, sobre todo, se pueden prevenir los daños que provocar a largo plazo. De hecho, si una articulación está bloqueada fuera de su posición original empezará a funcionar de forma errónea. Este bloqueo o el hecho de que las superficies articulares no coincidan pueden crear más inflamación y, en consecuencia, más artritis para, finalmente, degenerar más la articulación.

Hay estudios que demuestran que si una articulación se queda bloqueada (subluxación vertebral) por más de 7 días es causa de una micro fractura en el disco que, con el tiempo, desencadenará en degeneración.

Para saber si podemos ayudarte en tu caso personal puedes acudir a tu primera visita de reconocimiento en Barcelona Quiropractic. Nuestro equipo de profesionales estudiará tu caso en particular, examinando detenidamente tu columna y, si lo consideran necesario, refiriéndote a un estudio radiográfico o a una resonancia. Después de haber analizado los resultados te aconsejarán y recomendarán la mejor solución posible para tu caso particular.

Si quieres recibir más información o bien deseas realizar una primera visita de reconocimiento en Barcelona Quiropractic puedes llamarnos al 934 123 433 o bien mandarnos un Whats App al 601 059 849. ¡Estaremos encantados de atenderte y resolver las dudas que puedas tener!