Cuando hablamos de quiropráctica no hablamos únicamente de aliviar el dolor de espalda producido por malas posturas, accidentes o sobresfuerzos, entre otros. Esta técnica también es una excelente y saludable alternativa a los procesos inflamatorios del sistema osteoarticular. Veamos porqué.

¿Qué es el sistema osteoarticular?

Según la wikipedia “el aparato locomotor está formado por el sistema osteoarticular (huesos, articulaciones y ligamentos) y el sistema muscular (músculos y tendones). Permite al ser humano y a los animales en general interactuar con el medio que les rodea mediante el movimiento o locomoción y sirve de sostén y protección al resto de órganos del cuerpo. Funciona en coordinación con el sistema nervioso, que es el que genera y transmite las órdenes motoras.” Dicho de otro modo, si el sistema nervioso no puede enviar las órdenes   a nuestros músculos, éstos pueden empezar a verse afectados e iniciar, con el tiempo, un proceso de descoordinación, como es el caso de la lumbalgia. Lo mismo ocurre con los huesos, los ligamentos y los tendones.

Existe una frase que dice “el cerebro es el que piensa”. Esta frase tiene mucho sentido, pues si no tuviéramos cerebro y por consiguiente sistema nervioso, no tendríamos la capacidad de movernos, desplazarnos, comer, respirar y reaccionar frente a cualquier estimulo. Enseñar las conexiones existentes entre dichos sistemas implica reconocer que nuestro cuerpo trabaja en conjunto con cada una de sus partes, y que si una de ellas tiene alguna disfuncionalidad es porque algo más está fallando. Por ejemplo, para desplazarnos hacia nuestro lugar de trabajo o estudio tenemos que hacer uso del sistema nervioso (quien envía las órdenes o impulsos nerviosos para que podamos mover las piernas y los pies). El sistema óseo, en cambio, es quien nos da rigidez, sostiene nuestro cuerpo y se mueve en conjunto con el sistema muscular. También cuando nos caemos, el sistema nervioso envía la señal de dolor y es el sistema muscular quien sufrió la lesión. Interesante, ¿verdad?

Quiropráctica, recomendable 100% para la inflamación osteoarticular

Dicho todo lo anterior entenderemos mejor porqué esta técnica manual es tan aconsejable y produce tan buenos resultados en personas que tienen este tipo de problemas (o ayuda a prevenir la degeneración articular precoz). Cuando una persona recibe un ajuste vertebral está dotando a todo su sistema nervioso del gran potencial de hacer correctamente sus funciones. La quiropráctica trabaja a través de la columna vertebral, pero su finalidad no se reduce solo a ella. Todos, ¡absolutamente todos!, los nervios del cuerpo que inervan los músculos, los órganos y  cada rincón del organismo, nacen de la médula espinal. La médula espinal es la continuación del cerebro, y está totalmente cubierta y protegida por la columna vertebral. Si la columna se deteriora o se producen subluxaciones vertebrales, dichos nervios (en casos graves incluso la propia médula) se ven afectados. Cuando esto sucede, ciertas partes del cuerpo no están siendo correctamente “informadas” por el sistema nervioso y empiezan a funcionar de un modo incorrecto, como sería el caso del sistema osteoarticular. Con la quiropráctica se consigue revertir todo ese proceso para que el cerebro pueda generar las órdenes necesarias en el momento justo y los nervios puedan transmitirlas correctamente por todo el organismo.

Barcelona Quiropractic

En nuestra consulta acostumbramos a ver a muchas personas con problemas crónicos osteoarticulares como es el caso de la artrosis, los pinzamientos, las contracturas musculares, la ciática etc. Sus dolencias afectan a sus actividades diarias, tan simples como realizar la compra o salir a pasear. De forma habitual toman medicamentos para que el dolor no les impida seguir con el día a día. El uso de un antiinflamatorio no pone un freno a la raíz del problema, sino que palia, por un tiempo, el síntoma. En consecuencia, el problema al no ser bien curado, puede convertirse en algo crónico y mas grave con los años.

Desde Barcelona Quiropractic te animamos a que te des el permiso de probar algo diferente que puede ayudarte, y mucho, (como ha ayudado a miles de personas) en estos procesos inflamatorios. Un sistema nervioso que funciona correctamente previene muchas de las mal funciones del cuerpo y ayuda a frenar ciertos procesos ya avanzados. Además de poder reducir o eliminar el consumo de fármacos para el dolor. En Barcelona Quiropractic vamos a aconsejarte en tu camino hacia tu propio bienestar porque entendemos lo importante que es para ti sentirte bien para poder compartirlo con los tuyos.

Si deseas recibir más información o deseas reservar una cita, aprovecha la promoción que tenemos hasta el 31 de Enero de este mismo año. Para hacerlo puedes llamarnos al 934 123 433 o bien mandarnos un Whats App al 601 059 849. ¡Estaremos encantados de atenderte y poder acompañarte en este camino!