Definición de la Quiroprácitca, Según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Definición de la Quiropráctica, Según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

¿Qué es la quiropráctica?

La quiropráctica es un método natural y efectivo que ayuda a las personas a recuperar su estado óptimo de salud, optimizando las funciones del sistema nervioso. Además se consigue alcanzar un bienestar corporal ya que, gracias a la quiropráctica también mejora, principalmente, la función biomecánica de la columna vertebral.

La quiropráctica es para todos: está dirigida a todas las personas, independientemente de su edad, que quieran y deseen vivir plenamente. El enfoque preventivo también es un factor importante de la quiropráctica, ya que remarca la importancia de nuestros hábitos saludables. Una de los numerosos beneficios de la quiropráctica es que potencia la expresión de tu doctor interno (la inteligencia innata), es decir, la capacidad que tiene tu propio cuerpo de sanarse a sí mismo y, de este modo, mantenerse saludable y firme en su proceso de curación.

Nuestro objetivo en Barecelona Quiropractic es el de ayudarte a recuperar y mantener un estado de bienestar óptimo. Para ello, pondremos a tu disposición no solo el cuidado quiropráctico, sino que además te daremos los consejos y el asesoramiento que estén a nuestro alcance.

 

¿Quieres saber más?

¿Por qué el enfoque de la quiropráctica es sobre la columna vertebral y el sistema nervioso?

El objetivo principal de la quiropráctica es recuperar y mantener una función óptima de la columna vertebral por la repercusión que ésta tiene sobre el sistema nervioso y, en consecuencia, sobre nuestra salud.

La columna vertebral tiene dos funciones principales:

  1. Nos da nuestra estructura esquelética, la cual nos permite mantenernos erguidos y movernos.
  2. Protege el sistema nervioso, la médula espinal y los nervios.

Cuando la columna se daña, debido a malas posturas, caídas, accidentes o por la edad y falta de ejercicio, empiezan a aparecer diferentes tipos de dolores físicos (lumbalgias, ciáticas, contracturasm etc.). Con el tiempo esto afecta a nuestro sistema nervioso al que, paradójicamente, intenta proteger. Es en este punto en el que pueden aparecer infinidad de condiciones desfavorables, desde malestar hasta enfermedades.

 

 

¿En qué se diferencia la quiropráctica?

La premisa fundamental de la quiropráctica es la de reconocer que tu cuerpo es capaz de autoregularse, autocurarse o autoregenerarse. Esta sabiduría (Inteligencia Innata) es la misma que ha creado tu cuerpo, tus células, la ingeniería de tu sistema inmunitario, los procesos digestivos y respiratorios, etc. En definitiva, esta Inteligencia es la que te ha dado Vida. Sin embargo nosotros, desvalorizando el potencial de sanación de nuestro propio cuerpo, le aplicamos remedios curativos que no van a la raíz del problema, sino que lo único que consiguen es poner un parche cuando nuestro cuerpo enferma o manifiesta síntomas. La misión fundamental del quiropráctico es devolverle a tu cuerpo la oportunidad de que pueda recuperarse, curarse y/o mantenerse saludable por sí solo, tal y como ha sido diseñado.

Para que tu organismo pueda expresar una salud y bienestar óptimo (sin dolor o enfermedad, o reduciendo los mismos), dejando actuar a este doctor interno, tu responsabilidad, como paciente, es la de aportarle las herramientas adecuadas para su funcionamiento en lugar de poner parches que impiden su recuperación de raíz. Sin esas herramientas, por más inteligencia que tenga tu organismo, no será capaz de realizar este trabajo en su totalidad.

Al contrario de otras profesiones de la salud que ven la enfermedad como algo externo que hay que combatir desde fuera con medicamentos, cirugías o tratamientos paliativos, la quiropráctica tiene como principal objetivo maximizar el potencial de curación de tu cuerpo desde dentro.

 

El triángulo de la salud: en Barcelona Quiropractic ofrecemos un cuidado global y holístico.

El triángulo de la salud lo conforman las herramientas que cada individuo tiene que incorporar en su vida diaria para que este doctor interno pueda mantenernos sanos. Este triángulo de la salud está, a su vez, compuesto por tres factores:

-Factor químico
-Factor mental
-Factor físico

El factor químico

Herramientas positivas:

Aportar nutrientes adecuados (vitaminas, aminoácidos, minerales, oligoelementos…) para que en nuestro organismo se realicen los procesos fisiológicos y las reacciones químicas de forma sana y, de este modo, ayudar en los procesos curativos. Si existen deficiencias en tu organismo tu doctor interno no será capaz de llevar a cabo su responsabilidad de mantenerte sano y, posiblemente, tu cuerpo termine por presentar síntomas o por enfermar.

Interferencias:

Los cambios alimenticios que hemos experimentado en las últimas décadas y la baja calidad de los alimentos han jugado un papel muy importante en la aparición de ciertas enfermedades, procesos inflamatorios y malestar.

Envenenar el cuerpo repetidamente con compuestos no orgánicos (pesticidas, herbicidas, medicamentos, conservantes, colorantes, etc.) y las deficiencias nutricionales crónicas hacen que tu doctor interno no pueda mantenerte sano.

Por más inteligente que sea este doctor interno, si le faltan vitaminas o si lo intoxicas, acabarás por enfermar.

En Barcelona Quiropractic ofrecemos un asesoramiento sobre temas de nutrición para orientar a los pacientes a través de talleres. (Preguntar en recepción para más información y fechas).

El Factor mental

Herramientas positivas:

Mantener buenas relaciones, cultivar el pensamiento positivo, controlar nuestras emociones, desarrollar una buena comunicación asertiva con los demás, etc., contribuye a nuestro bienestar mental y a nuestro estado anímico, algo extremadamente importante para el organismo y nuestro sistema inmunitario.

Interferencias:

El estrés constante que vivimos, los conflictos internos o relacionales, el enojo, las emociones negativas, la competitividad o la falta de autoestima son unos pocos ejemplos de lo que nos puede quitar bienestar, traer depresión y ansiedad, problemas de insomnio, etc. Estos estados negativos y de estrés tienden a desequilibrar la función de nuestro sistema nervioso autónomo, cuyos efectos negativos se ven reflejados en malas digestiones, alta presión arterial, úlceras, etc. La quiropráctica tiene un efecto muy positivo en estos casos, ayudando a equilibrar el sistema nervioso autónomo, en especial descendiendo la actividad del sistema nervioso simpático.

En Barcelona Quiropractic, además, ofrecemos un servicio de coaching a través de talleres o sesiones individuales para orientar a los pacientes y conseguir mejorar este factor mental, en los casos de estrés, tensiones, o ansiedad etc. (Preguntar en recepción para más información).

El factor físico

Herramientas positivas:

Un sueño reparador, practicar deporte o realizar ejercicio físico y estiramientos de forma regular son algunos de los componentes necesarios en la prevención de dolores de espalda. Además contribuirás a mejorar tu sistema circulatorio, cardiovascular, inmunitario, etc.

Interferencias:

Las malas posturas repetidas con el teléfono, el ordenador o en el trabajo, las caídas, los accidentes e incluso dormir de una forma errónea son unos de los ejemplos de cómo la columna puede deteriorarse con el tiempo.

Por más inteligente que sea ese doctor interno, si no te mueves tu cuerpo perderá esta habilidad y cada vez te encontrarás con más problemas de salud.

En Barcelona Quiropractic ofrecemos talleres posturales sobre higiene vertebral y un amplio asesoriamiento de ejercicios beneficiosos para tu columna. (Preguntar en recepción para más información y fechas).

 

Reserva tu cita con nosotros, para realizar un estudio de tu columna y poder asesorarte. Al realizar una primera visita, te diremos si te podemos ayudar con la quiropráctica.