Calzado y dolor espalda

El calzado y el dolor de espalda tienen una relación muy estrecha. El uso de un calzado inadecuado puede ocasionar problemas en tu columna. Y es que, el tipo de calzado que usamos, influye directamente en nuestra zona lumbar.

¿Cómo afecta el calzado a mi espalda?

el-calzado-y-el-dolor-de-espalda
Cuando el arco del pie no puede apoyarse, se genera una tensión que provoca trastornos de columna.

En muchas ocasiones, la elección de un calzado inadecuado desencadena dolor de espalda. Cuando usamos un calzado que no ofrece un soporte adecuado para el arco del pie se provoca una tensión extra que provoca trastornos en nuestra columna vertebral.

Los tacones, por ejemplo, son muy bonitos de llevar, pero unos claros enemigos de tu espalda. ¿Por qué? Porque la tensión al estar de pie y/o caminando se dirige a la zona lumbar. Esto es debido a la desviación de la alineación corporal. Usar chanclas, por otro lado, puede ocasionar dolor en distintas zonas del pie, pudiéndose desplazar hasta los tobillos y las rodillas.

¿Qué calzado elegir para cuidar los pies y la espalda?

calzado-y-pies-de-los-niños
Hay que ser cautelosos con el calzado de nuestros hijos para prevenirles de futuros problemas de pies y espalda.

Lo ideal es elegir un zapato que nos permita mover el pie con comodidad en su interior, que no corte la circulación y que proteja. Podemos tener en cuenta algunas consideraciones:

  • Que la suela sea flexible para que nuestros pies puedan moverse con ella. Esto es muy importante porque va a prevenir que el arco del pie se tense innecesariamente.
  • Presta especial atención a la talla de tus zapatos. Es importante que, al probártelos, compruebes bien el espacio que tienen tus pies dentro del mismo. No es conveniente que sea demasiado grande ni demasiado ajustado. La movilidad del pie debe de ser la óptima a la hora de escoger el calzado.
    Consejo: entre tus dedos y el calzado debe quedar medio centímetro de separación.
  • Evita los zapatos estrechos. Si la punta del zapato aprieta tus dedos, di no, por más estéticos que sean. Tu espalda se resentirá más pronto que tarde.
  • Si te decantas por unos tacones, presta atención a que la altura no supere los 3 centímetros. Más altura va a generarte una tensión extra en el arco del pie y en tu zona lumbar.

Calzado inapropiado y problemas en los pies

Ahora que ya sabemos qué tener en cuenta a la hora de escoger un buen calzado para prevenir el dolor de espalda, veamos cómo el uso de zapatos inadecuados afecta a nuestros pies.

calzado-y-dolor-de-pies
El Hallus Valgus, más conocido como juanete, es una deformación del hueso producida, en innumerables ocasiones, por el uso de un calzado demasiado estrecho.

Muchos problemas de pies se deben al uso de un calzado inadecuado. Destacamos, entre otros:

  • Juanetes
  • Dedos en garra y/o en martillo
  • Fascitis plantar
  • Metatarsalgias
  • Callosidades y durezas
  • Acortamiento del tendón de Aquiles
  • Uñas encarnadas
  • Aparición de edemas y pequeñas varices por una deficiencia en el riego sanguíneo
  • Dolor en gemelos y rodillas

Imaginemos, por un instante, qué repercusiones tienen estos problemas en nuestra espalda. ¿Caminamos de igual manera cuando nos duelen los pies? ¿Repartimos el peso corporal del mismo modo cuando hay molestias en los pies o piernas?

La relación entre los pies y el dolor de espalda

pisada-y-dolor de espalda
Nuestra pisada influye de forma directa en nuestra postura y, por ende, en los problemas de espalda y trastornos de columna que puedan desencadenarse en consecuencia.

Los pies son la base de nuestro cuerpo. Cuando en ellos existe una patología biomecánica, puede afectar a toda la cadena de musculatura superior.
El pie es un receptor muy importante. El sistema postural utiliza la información propioceptiva y la exteroceptiva que proporcionan los pies con el objetivo de regular la posición del cuerpo. Es por esto que el apoyo plantar condiciona la alineación de la columna vertebral.

Un problema casi imperceptible en los receptores exteroceptivos puede condicionar nuestra postura corporal y causar dolor y molestias en otras zonas como las cervicales y las lumbares. ¿Qué sucede si vas descalzo o descalza y pisas una pequeña piedra? Seguramente se provoca una rápida reacción para evitar la presión sobre este punto tan pequeño y concreto del suelo.

Ahora hagamos un ejercicio muy sencillo. Imagina qué pasa con tus pies cuando sientes dolor o cuando hay algo molesto en ellos. Tu postura corporal, ¿sigue siendo la misma?

Barcelona Quiropractic

En artículos anteriores hemos comentado la importancia de tener una buena higiene postural y de los problemas que ocasiona la mala postura en nuestra salud general. Los problemas que el uso de un mal calzado causa en los pies, sin duda, van a reflejarse en una postura poco conveniente. A su vez, esta postura va a repercutir sobre la musculatura de nuestra espalda y, en el peor de los casos, sobre nuestra columna vertebral y nuestro sistema nervioso.

REFERENCIAS

  • ‘Cómo influye el pie en la postura’ (2020) Clínica Pegadas. Disponible aquí: (Consultado: 10 de octubre de 2020).
  • «¿Está relacionado el dolor de espalda con los pies?» (2017) De pie. Clínicas Podológicas, 23 de enero. Disponible aquí. (Consultado: 10 de octubre de 2022).
  • «Postura saludable: los 6 beneficios» (2021) Camino a la salud. Disponible aquí: (Consultado: 13 de octubre de 2022).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.