Todos en algún momento sentimos ansiedad, es una respuesta que se activa para ser desactivada posteriormente. Cuando persiste y nos mantenemos alerta todo el tiempo, esta se convierte en un problema de salud público. En un momento histórico como el actual en el que la ansiedad se ha instalado una larga temporada en nuestras vidas prevenir futuros problemas de salud se vuelve indispensable. La quiropráctica es una sana, cuidadosa y efectiva herramienta que ayuda a nuestro organismo a combatir los efectos físicos de la ansiedad restableciendo el equilibrio del sistema nervioso.

10 efectos de la ansiedad crónica 

¿Cómo reacciona nuestro organismo(1) ante un estado de ansiedad continuado? Veamos 10 aspectos de nuestra salud que se resienten cuando una persona tiene episodios de ansiedad continuados.

  1. La garganta se contrae. La ansiedad produce espasmos en los músculos de la garganta, lo que provoca: rigidez, tensión, garganta reseca, dificultades para tragar, la voz se vuelve ronca…
  2. El hígado produce más glucosa. Al incrementarse el cortisol con la ansiedad el hígado produce más glucosa. Un organismo sano reabsorbe estas cantidades extra se azúcar. Para una persona con riesgo de diabetes esta subida de azúcar puede provocar problemas de salud.
  3. Reacciones cutáneas. Cuando experimentamos ansiedad, el sistema nervioso simpático envía más sangre a los músculos. Esto puede acelerar el envejecimiento de la piel, así como incluir la transpiración y hasta un aumento de la histamina, que puede dar lugar a inflamaciones.
  4. Aumento en la actividad del bazo. Con la ansiedad se distribuye más oxígeno en el cuerpo haciendo que el bazo libere glóbulos rojos y blancos adicionales. Durante este proceso se incrementa entre un 300 y un 400% el flujo sanguíneo.
  5. Corazón. Aumenta el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares debido al incremento constante del ritmo cardíaco, a la elevada presión sanguínea y a la sobreproducción de cortisol. La ansiedad persistente se relaciona con la hipertensión, la arritmia, los derrames y los ataques al corazón.

    La ansiedad aumenta las posibilidades de acatarrarnos y ser más susceptibles a infecciones y a la inflamación.

  6. Los pulmones. Hay estudios que han demostrado el vínculo entre la ansiedad y el asma. Las personas que padecen asma también tienen más probabilidades de experimentar ataques de pánico.
  7. Problemas estomacales. Los efectos de la ansiedad sostenida afectan a los intestinos y a la absorción de nutrientes. Podemos sentir ardores, hinchazón, diarrea y a veces incluso la pérdida del control de los esfínteres. A largo plazo puede alterar el metabolismo, desencadenando sobrepeso y obesidad.
  8. El cerebro. Afecta a determinadas áreas del cerebro que influyen en la memoria a largo y corto plazo y en la elaboración de sustancias químicas, lo que genera desequilibrio. Además, se activa de forma constante el sistema nervioso, generando reacciones físicas como la fatiga y el desgaste.
  9. Debilita el sistema inmunitario. Se ha demostrado que con ansiedad tenemos más posibilidades de acatarrarnos y nos volvemos más susceptible a las infecciones y a la inflamación.
  10. Tensión muscular. El cuerpo se tensa de forma natural dando lugar a dolores de cabeza, rigidez en los hombros, dolor de cuello e incluso migrañas. Es importante hacer hincapié en este punto. Cuanta mayor es la tensión muscular más se contrae la columna vertebral, ocasionando nuevos problemas o agravando todos los anteriores por el impacto negativo que tiene en nuestro sistema nervioso.

Barcelona Quiropractic

Ajustar la columna nos ayuda a relajarnos y a ser más conscientes de lo que ocurre en nuestro cuerpo. Además, muchas de las personas que acuden a Barcelona Quiropractic sienten más paz, son más conscientes de sus emociones y reconocen sus pensamientos con mayor claridad. Sin duda, acudir al quiropráctico es mucho más que aliviar el síntoma. Nos facilita reconocerlo y ser consciente de su causa, física o emocional.

Si sientes síntomas físicos o mentales de estar padeciendo ansiedad, además de acudir de un profesional especializado, te aconsejamos que ayudes a tu cuerpo a minimizar los síntomas y a prevenir futuros desajustes con la quiropráctica. Puedes informarte llamando al 934 123 433 o bien enviando un Whatsapp al 601 059 849. Si lo deseas también puedes reservar una cita con un quiropráctico para que haga un estudio personalizado de tu caso. ¡Será un placer poder ayudarte!

REFERENCIAS

  1. Adamed TV profesionales. Portal de información restringida exclusivamente a profesionales sanitarios.
  2. Rincón de la psicología.