Uno de los padecimientos más comunes en nuestra sociedad y en todas las edades es el dolor de cabeza. Algunos de estos son pasajeros, causados por un largo e intenso día de trabajo, pocas horas de sueño, tensión emocional, etc. Otros, en cambio, son más duraderos e indican la presencia de un cierto problema orgánico.  Cuando padecemos cefalea, la duración, la zona afectada, la frecuencia, y la intensidad del mismo pueden variar. Un dato importante es que un 95% de la población sabe lo que es un dolor de cabeza, entre el 12-15% sufre migraña y entre el 3-5% sufre cefalea crónica y diaria.

Origen del dolor de cabeza

Las causas son muchas y diversas: inhalación de humo y vapores químicos nocivos, la luz intensa, problemas de vista y/o del oído, sinusitis, hipertensión arterial, problemas dentales, fiebre elevada, diversos tipos de infecciones, tumores cerebrales, ataques epilépticos, efectos secundarios de algunos medicamentos, consumo de drogas o efectos post-traumáticos después de haber sufrido un accidente. Con todo, la inmensa mayoría de estos problemas son cervicogénicos, es decir, su origen es un desajuste de la zona cervical de la columna.

El desalineamiento de las vértebras (subluxación vertebral), especialmente a nivel cervical, aumenta la tensión muscular y es esta misma tensión la que más adelante causa la cefalea. Un dato interesante es que el dolor no proviene del cerebro dado que este órgano no percibe sensaciones de este tipo; más bien son las arterias y las venas del cerebro y del cráneo, así como de las membranas que cubren el cerebro y de los nervios craneales.

En este punto es en el que entran en juego las subluxaciones vertebrales: los movimientos inadecuados de la columna vertebral pueden irritar y/o comprimir los nervios, cosa que provoca una interferencia entre el sistema nervioso y los órganos que controla. El dolor es una señal, probablemente, de que tu columna está subluxada, y esto tiene otras afectaciones más allá de la sintomática.

Recomendaciones para prevenirlo

Hay veces que las cefaleas se relacionan con la ingesta de algún producto concreto. Si este es tu caso, evita dicho producto ya que incluso pequeñas cantidades pueden iniciar los síntomas.

  • Evitar el consumo de cafeína, chocolate, soda,  azúcar, el exceso de sal, alcohol y tabaco, entre otros.
  • Además de esto es importante estar bien hidratado, con lo que es recomendable beber como mínimo dos litros de agua diarios.
  • La práctica de ejercicios suaves, como caminar a diario, alivian la molestia física.
  • Si el dolor está relacionado con el estrés es muy aconsejable practicar ejercicio a diario.
  • Estirar varias veces al día la zona del cuello, espalda alta y hombros.
  • Evitar presionar los dientes ya que esto provoca más tensión a nivel mandibular.
  • Siempre estar en estancias bien ventiladas, sobre todo si el aire está cargado o con humo.

Tratamiento convencional

El tratamiento más común para los dolores de cabeza, incluyendo las migrañas, es generalmente el uso de analgésicos u otros medicamentos. Los pacientes gastan cientos de millones cada año en remedios para las cefaleas. La aspirina, el ibuprofeno y el paracetamol son los remedios más frecuentes y considerados “suaves”. Otros remedios más potentes como la codeína, el tratrato de ergotamina, el sulfato de fenelzina y el maleato de metisérgida se recetan para combatir dolores más intensos. No obstante, el uso de narcóticos siempre aumenta el riesgo de crear dependencia o adicción, además de cambiar la química del cuerpo y crear, consecuentemente, un desequilibrio.

¿Cómo puede ayudarte la quiropráctica?

Pese a lo que pueda parecer, una cefalea no es un dolor del cerebro. El cerebro, así como la mayoría de las membranas y la masa ósea que lo rodea, no está capacitado para sentir dolor. La responsable de esto es la estructura sensible de la cabeza. Hablamos de las arterias del cerebro y del cráneo, las venas, las meninges, así como los nervios craneales. Por lo general, si estos se infectan, se fuerzan, se inflaman o se someten a una tensión excesiva, es resultado es un molesto dolor de cabeza.

El quiropráctico trabaja sobre el sistema nervioso. Como en la mayoría de casos de cefaleas y migrañas, cuando las vértebras cervicales, en especial la C1, la C2 y la C3 están fuera de su alineación correcta los nervios craneales pueden inflamarse y causar dichos síntomas, entre otros. Gracias a los ajustes vertebrales se restablece la posición normal de las vértebras y, por consiguiente, el flujo de información normal entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Barcelona Quiropractic

Son muchas las personas que acuden a nuestra consulta por este tipo de problemas, obteniendo buenos resultados con la quiropráctica. Los pacientes que padecen cefaleas y migrañas se quejan de la gran cantidad de medicamentos que consumen por este problema y, por ende, de cómo les afecta después a otras facetas de la salud, como las alteraciones del sueño, entre otras.
Te aconsejamos ver alguno de los testimonios de personas que han mejorado o eliminado por completo estas molestias siguiendo un cuidado quiropráctico en nuestra consulta.

barcelona-quiropractic-testimonio-8

 

barcelona-quiropractic-testimonio-migraña-web

Si quieres saber más sobre este tema o padeces de dolores de cabeza, puedes llamarnos al 934 123 433 o bien mandarnos un WhatsApp al 601 059 849 y estaremos encantados de atenderte.