Las vitaminas esenciales deben ser obtenidas de la dieta o de suplementos alimenticios. Como comentamos en el artículo anterior, nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlas por él mismo.

A veces creemos que el cuerpo no necesita ninguna ayuda externa. Lejos de la realidad, así como la quiropráctica ayuda a que la comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo se dé de forma fluida y estable, las vitaminas nos ayudan a llevar a cabo diversas funciones imprescindibles para nuestra vida. Tanto la quiropráctica como el consumo apropiado de vitaminas nos proporcionan cambios beneficiosos para el organismo. Estos cambios, además, se dan desde dentro hacia afuera.

Te sorprenderá saber hasta qué punto las vitaminas son imprescindibles en el correcto desarrollo de diversas y complejas funciones orgánicas.

 

Son 13 y… ¡demasiado esenciales!

La palabra vitamina  viene del latín vita, “vida”, y del inglés amine, “amina”, (“mineral”). Aunque la palabra ha ido variando su significado, a un compuesto se lo llama vitamina cuando no puede ser sintetizado en suficientes cantidades por el organismo. Es por esto que debe conseguirse a través de la dieta o de lo suplementos.

Cada vitamina se obtiene de alimentos diferentes y cumple con determinadas funciones de nuestro organismo. Veamos, pues, las 13 vitaminas esenciales, sus propiedades y dónde las encontramos:

  1. Vitamina A (o retinol): participa en la formación, mantenimiento y regeneración de los huesos, dientes, tejidos blandos, membranas mucosas y piel.
    Se obtiene de productos lácteos, yema de huevo, hortalizas de hoja verde, frutas de color oscuro, pescado e hígado.
  2. Vitamina B1 (o tiamina): nos permite obtener la energía de los hidratos de carbono. Es vital para mantener sanos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo y aportarnos energía.
    La encontramos en huevos, pan, carnes magras, guisantes, productos integrales, nueces, semillas, legumbres y leche.
  3. Vitamina B2 (o riboflavina): contribuye al correcto transporte del oxígeno por el cuerpo y a que los huesos y otros tejidos se desarrollen como es debido. Así que es muy importante tanto

    La vitamina B12 ayuda en la producción de la mielina. La mielina es una capa que protege los nervios y les ayuda en su transmisión nerviosa.

    para la producción de glóbulos rojos como para el crecimiento corporal. Está presente en la leche, huevos, espárragos, espinacas, brócoli y salmón.

  4. Vitamina B3 (o niacina): ayuda a mantener sana la piel. Contribuye al mantenimiento del sistema nervioso en las condiciones correctas y regula el nivel de colesterol.
    Está contenida en legumbres, carnes blancas, patatas, cereales, productos integrales, aguacate, brócoli, repollo, huevos, leche y champiñones.
  5. Vitamina B6 (o piridoxina): participa en la producción de glóbulos rojos y ayuda a mantener en buen estado las funciones cerebrales. Interviene, también, en el metabolismo de proteínas.
    Se obtiene de aguacates, nueces, carnes blancas, productos integrales, plátano y legumbres.
  6. Vitamina B12: imprescindible para que se den correctamente las funciones metabólicas del cuerpo. Mantiene en buen estado el sistema nervioso y potencia la formación de glóbulos rojos.
    La sintetizamos al comer carnes rojas y blancas, marisco, huevos y leche. También se encuentra en la soja, pero el cuerpo no la absorbe del mismo modo.
  7. Vitamina C (o ascórbico): favorece el mantenimiento de los dientes y encías, ayuda a la absorción de hierro en la dieta, mantiene sanos los tejidos, es básica para la cicatrización de las heridas y actúa como antioxidante.
    La encontramos en tomates, brócoli, coles de Bruselas, repollo, coliflor, patatas, espinacas, fresas y cítricos.
  8. Vitamina D (o calciferol). Esta vitamina es la única que puede producir nuestro cuerpo, pero, eso sí, únicamente por la exposición suficiente al sol. Ayuda a absorber el calcio y a mantener altos los niveles de calcio y fósforo en sangre.
    Además del sol, podemos obtenerla del pescado azul, de cereales enriquecidos y de productos lácteos, aunque es muy difícil conseguir los niveles necesarios con la dieta.
  9. Vitamina E (tocoferol): es un antioxidante que hace que usemos la vitamina K de forma más efectiva y colabora en la formación de glóbulos rojos. La obtenemos de aguacates, aceites, trigo, nueces, semillas, margarina, espinacas, brócoli, espárragos, nabo, papaya y mango.

    El ácido fólico es esencial durante el embarazo. Previene los defectos del tubo neural y aquellos problemas que puedan surgir en el cerebro o en la médula espinal.

  10. Vitamina K: permite la coagulación de la sangre y ayuda a fortalecer los huesos.
    Es abundante en pescados, carne de res, huevos, espinacas, coles de Bruselas, espárragos, cereales, coliflor y repollo.
  11. Ácido pantoténico: es imprescindible para procesar correctamente los alimentos que ingerimos y muy importante en la producción de hormonas.
    La asimilamos de carnes blancas, productos integrales, patatas, leche, champiñones, legumbres, huevos, brócoli, coles, repollo y aguacate.
  12. Biotina: es esencial en el metabolismo de las proteínas y los hidratos de carbono, así como también en los procesos de producción hormonal.
    La ingerimos con chocolates, carne de cerdo, nueces, legumbres, cereales, huevos, hígado y riñón.
  13. Ácido fólico (o vitamina B9): trabaja conjuntamente con la vitamina B12 en la formación de glóbulos rojos. Es súper importante en la producción de ADN dentro de las células, por lo que juega un papel vital en las funciones celulares y el crecimiento de los tejidos.
    Puede conseguirse consumiendo espinacas, lechugas, cereales, espárragos, brócoli, remolacha, mantequilla, naranjas, lentejas y frijoles.

Barcelona Quiropractic

Que se llamen vitaminas esenciales no es casualidad. Todas y cada una de las 13 vitaminas son imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Lo mismo ocurre con la quiropráctica. Una persona que se ajusta regularmente tiene un organismo que responde con más agilidad ante diversos problemas o mal funciones que puedan acontecerle.

Desde Barcelona Quiropractic siempre aconsejamos alimentos y/o suplementos que ayuden a nuestro cuerpo a funcionar en su máximo potencial. Así como un ajuste vertebral puede despertar un sistema nervioso que estaba acomodado y adormecido, sin las vitaminas ciertas funciones imprescindibles del organismo no llegarían a buen puerto. Las vitaminas son tan esenciales para el organismo como un ajuste vertebral es esencial para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

Si deseas más información o te gustaría pedir una cita previa y conocernos, puedes contactarnos al 934 12 34 33 o bien mandando un Whatsapp al 601 05 98 49. ¡Estaremos encantados de atenderte!

REFERENCIAS
  1. Revista EFE:SALUD.
  2. C. Claudio. Las vitaminas. LA GRANJA. Revista de Ciencias de la Vida, núm. 4, 2006, pp. 51-54