Si alguna vez te has preguntado a quién beneficia la quiropráctica te podemos responder que es una disciplina que está totalmente indicada a personas de todas las edades, desde bebés a ancianos, ya sea con ritmos de vida sedentarios o más activos, tengan dolores o quieran prevenirlos, en definitiva, la quiropráctica es para todos aquellos que quieran sentirse mejor y ganar en calidad de vida.
greg-ajustando+logoAcudir al quiropráctico ya se está convirtiendo en una manera distinta de mantenerse saludable sin tener que recurrir a la medicación, y es que la quiropráctica es, según define la OMS (Organización Mundial de la Salud), “una profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del sistema neuromusculoesquelético y de los efectos de éstos en la salud general. Se  basa en  técnicas manuales, incluyendo ajustes articulares y/o manipulaciones centrándose principalmente en las subluxaciones”.

A partir del estudio de la columna vertebral, protectora del sistema nervioso central, se puede conocer si existe alguna interferencia de comunicación en el cuerpo a raíz de alguna inflamación o tensión en los nervios, lo que provoca la mayoría de dolores y molestias. Mediante los ajustes quiroprácticos, se consiguen eliminar esas interferencias – conocidas en quiropráctica como subluxaciones vertebrales – y, por tanto, se obtiene un funcionamiento óptimo del cuerpo.

Que nuestro cuerpo funcione al 100% es algo que nos interesa a todos, por eso decimos que la quiropráctica ayuda a todo tipo de personas a obtener un mayor bienestar.

El ajuste vertebral en los recién nacidos consiste en aplicar una fuerza mínima y específica sobre cada vértebra afectada liberándola de la tensión que se ha creado, siendo totalmente indoloro y 100% seguro.

Así pues, a edades tempranas, tanto la columna como la estructura ósea están en funcionamiento constante, recibiendo presión por incontables tropiezos, caídas, saltos,…Esto resiente mucho la columna vertebral, lo que puede traducirse en subluxaciones vertebrales que se pueden convertirse en futuras lesiones crónicas. Por ello, un quiropráctico es la mejor opción para averiguar si tu hijo/a puede tener algún problema ahora o en un futuro próximo.

Así pues, el cuidado quiropráctico para mujeres embarazadas es más que recomendable en todas las fases de la gestación:

Cabe destacar que la quiropráctica es un método de cuidado seguro y natural con efectos benéficos tanto para la madre como para el bebé. Además, nuestra consulta está especialmente equipada con camillas ajustables a la morfología de la mujer embarazada según su fase de gestación.

 

Por otro lado, aunque no haya lesiones ni caídas importantes, la quiropráctica también aporta grandes resultados en el aumento de rendimiento deportivo, puesto que su objetivo principal es optimizar el flujo del sistema nervioso, regulando así la fuerza postural y la coordinación del movimiento, aspectos básicos para garantizar un buen rendimiento en la actividad física.

Si estás buscando una solución a tus dolores o si simplemente quieres prevenir problemas de salud futuros, contacta con nosotros. Tu bienestar estará en buenas manos.

Esperamos haberte respondido a la pregunta ¿a quién beneficia la quiropráctica?