La quiropráctica y el golf se encuentran, cada vez más, en una relación más íntima. Este es el caso de algunos golfistas norteamericanos que hacen uso de esta técnica para mejorar sus capacidades físicas, como el conocido Tiger Woods o Zach Johnson, este último hijo de quiropráctico. El uso de esta técnica no solo ayuda a la recuperación de lesiones en los golfistas, sino que también es de gran ayuda para prevenirlas.

Un buen swing para los golfistas

Mantener una postura correcta dentro y fuera del campo es imprescindible para la salud y para evitar posibles futuras lesiones. La columna vertebral es la base y el cimiento del movimiento principal del golf: el swing. Si la columna está desalineada el swing estará desalineado. Los golfistas profesionales y aficionados que se ajustan de forma regular consiguen mantener un swing perfecto. Una postura óptima mejora la capacidad de golpear la pelota con mas consistencia y aumentar la capacidad de movimiento de su carrera, mejorando el equilibrio y la estabilidad. Igual que nos sucede en nuestro día al estar horas delante del ordenador o con el móvil, la postura de nuestra cabeza tiende a irse hacia delante. Lo mismo sucede con un jugador de golf que, teniendo esta mala postura, intenta conseguir una posición correcta. Puede tratar de tirar los hombros y la cabeza hacia atrás, pero le resultará imposible llegar a enderezarlos completamente. Esto hace que el equilibrio y la estabilidad disminuyan y el swing, entonces, se verá muy comprometido, así como la precisión y la velocidad del golpe.

Elogios a la quiropráctica de los jugadores del PGA

Más del 50% de los jugadores del PGA elogian el cuidado quiropráctico. Un ejemplo es el campeón Tiger Wooods, uno de los mejores golfistas y defensor de esta técnica durante años. En palablas del propio Tiger: “hacer uso de la quiropráctica realmente me ha ayudado mucho. He estado yendo a un quiropráctico desde que tengo uso de razón y es tan importante (ajustarse de forma regular) como practicar mi swing”. Cada vez son mas los atletas profesionales que deciden incluir el cuidado quiropráctico en sus vidas y los resultados de estos son sorprendentes.

Cómo puede ayudarte la quiropráctica si practicas golf

Ajustarse de forma regular restablece el funcionamiento de las articulaciones vertebrales que están limitadas y que, por ende, no se mueven de forma adecuada. Los músculos, los ligamentos y las articulaciones dependen de un correcto movimiento para conseguir el máximo rendimiento.

Uno de los principales problemas de los golfistas son las hernias de disco debido a los movimientos de rotación continuada de la zona lumbar que supone practicar este deporte. Además del dolor que pueden provocar estas lesiones, pueden causar entumecimiento, hormigueos, rigidez e incluso pérdida de fuerza en las extremidades. Por eso es importante revisar tu columna vertebral y recibir ajustes quiroprácticos que mejoren no solo la postura, sino que impulsen la resistencia muscular y la movilidad articular para prevenir este tipo de lesiones. Recuerda que la quiropráctica puede aliviar completamente el dolor de la zona baja de la espalda, pero la solución a largo plazo se refleja en la mejora del swing.

Barcelona Quiropractic

Si bien es importante recibir ajustes de forma regular, también lo es realizar estiramientos y ejercicios adecuados, antes y después de practicar golf. Desde Barcelona Quiropractic ofrecemos siempre un acompañamiento personalizo y adaptado a las necesidades de la persona. Si practicas golf y quieres mejorar tu postura para tener un swing perfecto y, además, quieres prevenir futuras lesiones de tu columna, en BQ vamos a aconsejarte siempre para que alcances tus objetivos.

Si deseas recibir más información o quieres que un profesional revise el estado de tu columna puedes llamarnos al 934 123 433 o bien mandar un whats app al 601 059 849. ¡Estaremos encantados de atenderte!