miniaturatestiinvalidezalberto

‘Me quedé inválido, me daban la discapacidad total, me negué, y a los tres meses de venir a Barcelona Quiropractic estaba jugando a fútbol de nuevo’.

‘Yo vine hace 11 años porque me quedé inválido, estaba jugando a fútbol y mi cuerpo se quedo invalido. Me desesperé y tenía que empezar a trabajar, veía que mi cuerpo no reaccionaba y eso es una impotencia total, he sido deportista siempre y claro, verte en esa situación es muy duro para uno mismo y para la familia. Lo pasé mal, me llevaron al hospital y me hicieron 4 horas de pruebas sin encontrarme nada y no me daban diagnóstico. Entonces me daban la discapacidad laboral, y yo me negué. Estaba convencido de que me podía curar, pero no sabía como. Un cliente me dio la dirección de Barcelona Quiropractic, no me lo pensé.

En la primera visita me abrieron un mundo diciéndome que volvería a ser el de antes. Que en tres meses podría ser la persona que yo era. Cuando salí de aquí me encontraba como antes e incluso mejor. Dormí muy bien y seguí viniendo, tuve un par de bajones pero nada, hasta hoy. A los tres meses volví a jugar a fútbol, con miedo, porque pasé de la invalidez a volver a jugar a fútbol. A las dos semanas estaba bien y a los tres meses como me dijo él jugando. Contento con la experiencia. Para mi no hay nada como la quiropráctica. Ahora vengo una vez al mes haciendo un mantenimiento, vinieron mi mujer, mis hijos… y hasta gente del negocio. Gregory se reía de que le saturaba de gente la consulta.’