Mi nombre es Ludovika y tengo 62 años. Conocía la quiropráctica y busqué uno que me fuese bien en Barcelona. Llevaba dos meses con cansancio muy fuerte, me sentía desestabilizada y con baja energía. Nueve meses después de acudir a Barcelona Quiropráctic me noto más estable, más fuerte, más colocada. He vuelto a mi nivel normal de energía y de estrés y para mi trabajo de bailarina eso es muy importante.

Mi mejora es una sensación de bienestar general. Creo que la quiropráctica es esencial, importante para conducir nuestra vida. Como cuidar la alimentación, la quiropráctica es parte del mantenimiento de la salud. La recomiendo casi como algo obligatorio.

La quiropráctica es esencial. Es muy importante para conducir nuestra vida.

 

Ludovika M.,6 de Abril del 2016