La quiropráctica es la solución para el Silicon Valley Syndrome o Síndrome de Postura frente al Ordenador

El síndrome  de Postura Frente al Ordenador, lamentablemente, es algo que probablemente tienes.

MALAS POSTURAS

MALAS POSTURAS

La incidencia de  Silicon Valley Síndrome –  es de un 80 – 90% en la población trabajadora de estas últimas décadas; esto probablemente quiere decir que es algo que tienes o se desarrollaras.

Cuando primero se vio esta condición atrás en los años 90 en California, la llamaron el  Silicon Valley Síndrome – . Ahora es mundial; pueden llamarlo “Cuello de mensaje de texto” – “Text-Neck”, ” o “El Jorobado”- “Hunchback”.

También podemos llamarlo “Síndrome de la Postura de Ordenador” pero todo significa lo mismo y es un mal común de nuestra sociedad.

¿Dolor, tortícolis y hombros muy rígidos?

Esto empeora durante el día con cada hora frente a tu pantalla, y aunque frotéis y tratéis de conseguir alivio con los dedos masajeando los músculos, se sigue con esta sensación de entumecimiento en la zona cervical. Pues, bienvenidos a la vida laboral en nuestro mundo moderno.

El dolor aumenta, cuando pasa muchas horas frente al ordenador. Con lo cual uno se pregunta ¿Esto debe ser estrés? ¡Pues no! Esto es tensión física; la gravedad y la postura hacen que toda la tensión recaiga sobre la columna ya que tus hombros están caídos. La tensión es acumulativa y a medida que pasan los años, vamos incorporando malos hábitos posturales que hacen que se acentué cada vez más.

 ¿Entonces, que es el Silicon Valley Syndrome y por qué nos genera un problema?

Bueno, básicamente, nuestra cabeza se va yendo hacia adelante de los hombros, hora tras hora que pasamos frente al ordenador. De esta manera nuestro cuello se pone recto y el peso de nuestra cabeza se ve trasladado hacia los discos intervertebrales. Esto hace que suene una alarma en nuestro cuerpo (el dolor) ya que estamos degenerando nuestra columna. La cabeza cada vez, se nos hace más pesada, con lo que los músculos del hombro deben adaptarse. Nuestro cuerpo trata de proteger los nervios y como la médula espinal esta dentro de esta parte de nuestro cuerpo tensionada, los músculos de nuestra espalda, comienzan a hacer un sobre esfuerzo para proteger nuestra columna. Eventualmente, los músculos pierden elasticidad con lo que poco a poco vamos perdiendo movilidad hasta el punto de que el dolor y el daño se vuelven permanentes.

De forma preocupante, podemos ver cómo van aflorando distintos síntomas de este síndrome ya que el sistema nervioso (que es protegido por la columna) es quien controla todo nuestro cuerpo. Comenzamos con problemas digestivos, dolores de cabeza, mareos y vértigo, el sistema inmunológico se ve sumamente vulnerable y se reduce la capacidad vital (la respiración).

MALA POSTURA FRENTE AL ORDENADOR

MALA POSTURA FRENTE AL ORDENADOR

BENEFICIOS DE LA QUIROPRÁCTICA

Hay que hacer cambios.  Asegúrate que tu columna mantiene un equilibrio sano, que quiere decir esto, que debe guardar su forma.  La curvatura del cuello está allí por una razón,  es como un resorte absorbente del peso de nuestra cabeza.

Para mantener una columna sana, recomendamos que visites con regularidad a tu quiropráctico. Ellos proporcionan el ajuste exacto y enfocado a mantener la columna alineada. Claro que siempre se debe acompañar también de estiramientos y ejercicios posturales.

Desde luego esto toma un poco de iniciativa pero es algo que vale la pena hacer. Una vez que la forma normal y movimiento son restaurados los poderes de curarnos que tenemos dentro de nosotros harán el resto.

¡Reserva tu cita con nosotros, para que te podamos comenzar a ayudar! Puedes pedir una Visita informativa GRATUITA (sin compromiso)

UNA PRUEBA RÁPIDA PARA QUE HAGAS

Empuja tu cabeza hacia delante de los hombros en una postura realmente mala e intenta respirar profundamente. Ahora coloca tu cabeza hacia atrás equilibrada con tus hombros, en una postura bien recta y alta; ahora sí, intenta respirar. ¿Sientes la diferencia? Con la primera postura sientes como tu tallo cerebral esta estresado. Imagina esto, todo el tiempo. Cuanta pérdida de suministro de oxígeno a nuestras células, órganos y tejidos.

¿Y por qué tanta fatiga? Bien, esta contracción de músculo constantemente va agotando nuestro suministro de energía limitado. Imagínate, estar contrayendo tu bíceps todo el tiempo!!! Bien, esto es lo que pasa en la cima de tu espalda y hombros. Esto ES lo que causa tu fatiga.


La información presentada en este espacio es solo de carácter general y educativo. En ningún caso dicha información reemplaza la atención del profesional de salud que corresponde o el diagnóstico o tratamiento de una enfermedad determinada. Esta información es derivada de la revisión del tema a través de varias fuentes de consulta informativa Profesional, Editorial y Electrónica.