“Yo quiero que mis hijos crezcan sanos”. Esta afirmación se escucha todos los días en Barcelona Quiropractic. Pero, realmente ¿qué significa salud y qué estamos dispuestos a hacer para conseguirla si realmente es una prioridad? Para la mayoría de la población estar sano significa “que no me duele nada”. Esto quiere decir que medimos nuestro nivel de salud en función de los síntomas que van apareciendo en nuestra vida. ¿Pero esto es del todo cierto? Si cuando una persona tiene dolor se toma una pastilla y el dolor se va ¿esa persona ya está sana? Como bien sabes, la respuesta es no.

¿Qué significa salud?

La OMS define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. La Quiropráctica nos propone una perspectiva diferente sobre cómo obtener salud. Desde que nacemos, poseemos una serie de capacidades innatas que nos mantienen en una constante homeostasis o equilibrio de nuestro organismo. Esta capacidad la veis todos los días en vuestros hijos. Los resfriados son un claro ejemplo de ello: La temperatura del cuerpo, la mucosidad y la tos son los mecanismos que activa nuestro sistema para hacer frente a los microorganismos que se han reproducido en nuestro interior. ¿No es esto un claro ejemplo de que nuestro cuerpo es sabio y sabe lo que tiene que hacer? Lo malo es que lo solemos interpretar al revés, pensando que si tiene fiebre o mucosidad es porque su cuerpo no funciona. Como padres sentís miedo cuando vuestros hijos presentan síntomas y en muchas ocasiones tomáis decisiones basadas en ese miedo, no dejando que el sistema inmunitario del pequeño se estimule lo suficiente de manera autónoma. Por el contrario administrando “ayuda externa” para que desaparezcan los síntomas ¿Recordáis cuál era el tratamiento del resfriado que os aconsejaba vuestra abuela? Algo calentito y a la cama con mantas, a sudar… En ese momento sí, trabajaba nuestro doctor interno. El sistema inmunitario de nuestros bebés y niños necesita estar en contacto con gérmenes y microorganismos para estimular la formación de herramientas que le ayuden a combatir dichos gérmenes y poder adaptarse a su medio ambiente; y este último sí,  ¡está lleno de gérmenes!

En Barcelona Quiropractic consideramos que nuestra misión consiste en permitir que cada una de las personas que llegan a la consulta tenga la capacidad de funcionar al 100% de sus propias posibilidades. Tanto si los pequeños tienen síntomas como si no, es imprescindible valorar cómo es el funcionamiento de su columna y, por supuesto, de su sistema nervioso. Lo realmente esencial es conseguir que estos niños crezcan en un estado de bienestar físico, mental y emocional, no solo que no les duela nada.

Factores de salud

Aunque la salud es un estado interno, existen elementos que nos acercan o nos alejan de conseguir el bienestar. La salud de nuestros niños depende de una serie de factores a los que están expuestos constantemente y que afectan a la salud desde el inicio de la vida.

  • Factor físico: muchas de las problemáticas que vemos en la consulta tienen su origen en el nacimiento ¡e incluso antes! Cuando la pelvis de la madre tiene una distorsión, esto puede dar lugar a que el bebé adquiera una mala postura mientras está en el vientre materno (1). Y que pensáis del parto… es otro momento de mucha tensión y estrés físico no solo para la madre. El parto puede suponer un esguince en el cuello del recién nacido, provocando una disfunción nerviosa muy temprana que puede dar lugar a tortícolis, respiración débil, irritabilidad, cólicos, dificultad para mamar y agarrarse al pecho, problemas de sueño y defectos neurológicos (2). En un estudio llevado a cabo en 1000 niños se concluyó que el 80% de todos los recién nacidos tenían disfunciones nerviosas relacionadas con el bloqueo de la primera vértebra del cuello. Es importantísimo que todos los bebés tengan acceso a un chequeo de la columna por un quirorpráctico lo antes posible. Es más, lo ideal sería poder chequear a la madre durante la gestación, con el fin de prevenir una distorsión pélvica y así ayudar a que el proceso del parto se produzca de la mejor manera posible.
  • Factor químico: este apartado agrupa aspectos importantes como la nutrición, la suplementación y los medicamentos.

El tipo de alimentación y la calidad de los alimentos que consumen nuestros hijos son fundamentales para que el desarrollo celular sea lo más correcto posible.

Los beneficios de la lactancia materna han sido ampliamente estudiados: aumenta la tolerancia inmunológica, disminuye el riesgo de padecer cólicos y enfermedades autoinmunes, de alergias y de enfermedades atópicas (3).

El cólico del lactante es un estado del bebé que vemos muy frecuentemente en la consulta. Los ajustes quiroprácticos son muy eficaces en este tipo de problemáticas, encontrando soluciones a corto plazo, reduciendo las horas de llanto al día, mejorando el tiempo del sueño y, por supuesto, sin crear efectos adversos (4).

Los medicamentos y vacunas repercuten directamente en el sistema nervioso de nuestros hijos. Según el último estudio publicado por Mawson en Noviembre de 2016, los niños vacunados superaban en enfermedades neurológicas y alérgicas a los niños no vacunados (5).

La Quiropráctica estimula el sistema inmunitario para combatir los procesos infecciosos de manera que ayuda tanto a las personas enfermas como a las sanas a mantener un buen estado de salud (6).

Decidas vacunar a tus hijos o no, lo importante es que tengas acceso a toda la información y que no tomes decisiones sólo basadas en el miedo. Ser padres es una gran responsabilidad y tus hijos se merecen el mejor cuidado. Por eso en Barcelona Quiropractic te recomendamos que siempre estés informado.

  • Factor emocional: Al igual que los adultos sentimos estrés, los pequeños también pueden padecer ciertas problemáticas que influyen en su sistema nervioso, creando una sobre-activación del mismo. En la consulta cada vez se presentan más casos de niños diagnosticados con déficit de hiperactividad y atención (ADHD). Bajo el cuidado quiropráctico, muchos niños encuentran una mejora en la sintomatología del ADHD, reducen la hiperactividad, impulsividad y falta de atención. También se han observado progresos en los comportamientos sociales e incluso en las dificultades emocionales que presentan estos pequeños (7).

En Barcelona Quiropractic, estamos encantados de resolver tus dudas

Nuestra labor como quiroprácticos consiste en mantener la columna de los bebés y niños lo más funcional posible. Lo que queremos conseguir con esto es que el sistema nervioso (que se encuentra protegido por las vértebras) pueda enviar la información a cada célula, tejido, órgano y sistema de la mejor manera posible, sin interferencias. De esta manera, vuestros hijos podrán crecer lo más saludablemente posible.

Si tienes alguna duda sobre el caso particular de tus hijos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te responderemos a la mayor brevedad y concertaremos una visita para valorar cómo podemos ayudarte.

 

REFERENCIAS:

  1. Bebés bien ajustados. Dra. Jennifer Barham-Floreani.
  2. Towbin A. Latent Spinal Cord and Brain Stem Injury in New Borns Infants. Dev Med Child Neurol. 1969.
  3. Jackson K. Breastfeeding, the Immune Response, and Long-term Health.
  4. Savino et al. Looking for new treatments of Infantile Colic. Italian Journal of Pediatrics 2014.
  5. Mawson A. Vaccination and Health Outcomes: A survey of 6 to 12 year old vaccinated and unvaccinated children based on mothers´reports. Public Health.
  6. Cohn A. Chiropractic and the Neuroimmune Connection. J Vert Sub. Sept 30,2008.
  7. Alcantara J. The chiropractic care of children with attention – deficit/hyperactivity disorder: a retrospective case series. Elsevier Inc. May-June 2010.