Me llame Jaume y tengo 59 años.

Tengo problemas de salud desde 2006. Notaba malestar y angustia emocional.

Una amiga mía, paciente ya de Barcelona Quiropractic me habló de los beneficios de la Quiropráctica y hace cuatro meses que voy.

Me encuentro más animado, voy mejorando de dolor y siempre espero con ganas el día de mi sesión. Ya puedo caminar bien, ha mejorado mi energía, mi nerviosismo, la sensación de cansancio y la molestia de piernas.

Pienso que la quiropráctica es una buena opción natural, para cuidar dolor de espalda. Los traumatólogos me daban como irrecuperable.

Siempre recomiendo la quiropráctica a amigos, familiares y a todos los que tengan problemas similares a los míos.

Ya puedo caminar bien, ha mejorado mi energía, mi nerviosismo, la sensación de cansancio y la molestia de piernas.

Jaume D., 16 de Febrero del 2016