¿Los ajustes vertebrales duelen?

El ajuste vertebral es una maniobra indolora. De hecho, la mayoría de nuestros pacientes aguarda con ilusión su próximo ajuste, dado su efecto de alivio. El ajuste vertebral es una maniobra suave, segura y para nada invasiva. De hecho, en el momento en que se corrige o reduce una subluxación vertebral, casi sin darte cuenta, se ven beneficiadas centenares de funciones y actividades en tu organismo.

¿Qué puedo llegar a sentir luego de un ajuste vertebral?

La experiencia de nuestros usuarios es que sienten una enorme gama de sensaciones externas de bienestar tras cada ajuste. Es natural: a medida que tu flujo de energía se vuelve natural, natural se vuelve todo, y lo natural es estar y sentirse sano, aliviado, relajado, tranquilo y con la mente despejada. Muchos de nuestros usuarios van más allá y descubren las delicias de un sueño de veras profundo y reparador casi de inmediato tras los primeros ajustes.

¿El cuidado quiropráctico es seguro?

El ajuste quiropráctico es 100% seguro y recomendado para todos: al bebé que acaba de nacer y hasta a sus abuelos. Numerosos estudios demuestran que la quiropráctica está entre las prácticas sanitarias más seguras disponibles en la actualidad.

¿Si estoy operado de la columna, puedo seguir el cuidado quiropráctico?

Para dar una respuesta concreta a cada caso, lo procedente es ver a la persona y saber qué tipo de intervención se le ha hecho.

Si a tu columna vertebral le fue practicada una cirugía, eso no implica que la quiropráctica te esté contraindicada. En Barcelona Quiropractic ajustamos a diario a usuarios con artrodesis (placas), usuarios con fusiones vertebrales, usuarios intervenidos con microcirugía para hernias discales, laminectomías, etc.

Aun así, jamás nos cansaremos de recalcarlo: la cirugía debe ser siempre el último de los recursos. La cirugía es invasiva y no puedes deshacerla nunca más. Hablamos de tu columna vertebral.

¿Cuánto tiempo lleva cada sesión?

La sesión quiropráctica en si es un momento, ya que se trata de recolocar una vértebra. Obviamente cada persona puede necesitar un tiempo determinado dependiendo ese día como llega a la sesión. Tras el ajuste recomendamos al usuario dar un paseo andando de entre diez y quince minutos como complemento a la sesión, complemento que le hará, sin dudas, llegar mucho más relajado a su próximo compromiso.

¿Con que frecuencia debo visitar al quiropráctico?

Dependiendo de una gran cantidad de factores (su edad, su condición y factores externos como sus hábitos y antecedentes), la frecuencia de visitas al quiropráctico puede variar de un usuario a otro; esto es según la fase en la que el usuario se encuentre.

La quiropráctica tiene como objetivo la recuperación y mantenimiento de la salud del individuo, a través del buen funcionamiento del sistema nervioso y la estimulación de la Inteligencia Innata. Todos los procesos requieren tiempo, la recuperación de la salud también.

En nuestro centro las fases son tres:

Fase intensiva

Visitas más próximas entre sí, de modo que el ajuste vertebral sea paulatino y por acumulación. En esta fase es de vital importancia cumplir con la frecuencia de visitas recomendadas por el quiropráctico. El objetivo de esta fase es más bien empezar a encontrar un alivio o sensación de mejoría en la persona.

Fase correctiva

La duración de esta fase varía en función de la edad del usuario, la cronicidad de su dolencia, la condición de su columna vertebral, el estado general de su salud, sus hábitos posturales, etc. El objetivo de esta fase es corregir, fortalecer y optimizar el estado de salud general del usuario.

Fase de bienestar

Una vez conseguida la recuperación óptima, se le recomiendan al usuario visitas regulares y espaciadas que ayuden a mantener lo logrado hasta allí y a continuar ganando en salud. Son numerosos los estudios que demuestran en qué medida esta fase de seguimiento ayuda al usuario.

¿Cuál es la diferencia entre un osteópata y un quiropráctico?

Dentro de las diferencias entre la Quiropráctica y la Osteopatía, se destaca la prioridad que le da la Quiropráctica al sistema nervioso (buena comunicación interna entre el cerebro y resto del cuerpo).

La columna vertebral protege al sistema nervioso; y es el área que más se daña habitualmente. Por ello los quiroprácticos se concentran primordialmente en la columna vertebral y en el alineamiento de las vértebras para devolverle su función optima y recuperar una sensación de bienestar.


Si tienes más preguntas, no dudes en contactarnos, para reservar una plaza en una Visita Informativa que damos de manera GRATUITA.