La quiropráctica tiene el índice más alto de satisfacción entre los pacientes con dolor de espalda y cuello

¿Por qué tengo dolor de espalda?

dolor-espaldaEl dolor es un síntoma que el cuerpo emite para darnos a conocer que existe un problema: Una especie de señal de alarma.
Tu dolor de espalda suele ir en consonancia con un mal funcionamiento de tu columna afectando diferentes estructuras (músculos, tejidos, discos etc.), pero puede haber muchas otras causas que produzcan este malestar. Ante cualquier actuación o tratamiento, es importante averiguar el origen del problema y los factores que lo empeoran.

Alivia tu dolor de espalda

Tu dolor de espalda se deriva de lo que en la quiropráctica llamamos: subluxación vertebral; esto es una interferencia en el flujo de información y energía que recorre por dentro de tu columna vertebral, disminuyendo el flujo de información desde el cerebro y hasta, entre otros, tus propios músculos, provocando así las contracturas, el dolor y el consiguiente debilitamiento.
Si te decides por la quiropráctica, el quiropráctico te practicará un ajuste vertebral específico para restablecer el movimiento y posicionamiento normal de tus vértebras. Esto hará que los nervios que atraviesan tu columna lo hagan sin obstáculo, presión o irritación. Funciona, claro que funciona: la quiropráctica tiene el índice más alto de satisfacción entre los pacientes con dolor de espalda y cuello (*).

RESERVA TU CITA, ¡no lo dudes!

 


(* Informe Mercer 2002)