Soy Juan. Me diagnosticaron Mielitis en el año 2011, un trastorno neurológico causado por inflamación de un segmento de la médula espinal, lo que conlleva a dañar el sistema nervioso, interrumpiendo así las comunicaciones entre los nervios de la médula y el resto del cuerpo.

En mi caso particular, llevaba más de 3 años sin poder caminar, ya que había perdido totalmente la sensibilidad de cintura para abajo. Mis médicos me recomendaron sesiones de rehabilitación, y eso hice durante 2 meses, pero no encontré mejoría alguna, así que los médicos me dijeron que no podían hacer nada más por mi.

El último día de mis sesiones de rehabilitación, lo tenía claro: “No me rindo, quiero una solución”. Así que me puse a buscar en internet y encontré a Barcelona Quiropractic. Tras ver el vídeo de presentación de la consulta, llamé. Hoy ya llevo más de un año y medio como paciente en BQ, y he podido recuperar la sensibilidad de todo mi cuerpo.

“La quiropráctica me ha dado mucho. La enfermedad me obligó a dejar de hacer muchas cosas que ahora he podido recuperar gracias a los ajustes quiroprácticos. Algo tan sencillo como subir al autobús era imposible para mí, por no hablar de hacer deporte”.

A día de hoy, voy al gimnasio 3 veces por semana  y realizo ejercicios como bicicleta y remo con el fin de fortalecer mi musculatura. Noto como mi cuerpo aún puede hacer más, tengo más movilidad y sigo notando cómo se van despertando zonas que la mielitis dejó dormidas.

“He ganado mucha calidad de vida, y eso lo noto también en mi estado de ánimo. Cuando salgo de Barcelona Quiropractic me noto con más energía, más fuerte, en definitiva, más feliz”.

Por supuesto que aún hay trabajo por hacer, pero estoy muy contento con todo lo que la quiropráctica me ha devuelto. He vuelto a dormir bien, sin dolores, y ya hago muchos movimientos sin tener que pensar, no me siento tan rígido. A pesar de mis avances, mi médico no cree en la quiropráctica, ¡una verdadera lástima!, ya que mucha gente podría sentirse mucho mejor”.

 Juan L., 46 años, Barcelona