La OMS (Organización Mundial de la Salud) establece la quiropráctica como una profesión sanitaria independiente, incluyéndola en el marco que engloba la Medicina Alternativa o Complementaria. Lo cierto es que encontramos una diferencia entre ésta y otras terapias: la evidencia científica. Se han hecho innombrables estudios que demuestran la efectividad de este método (comentado alguno de ellos en otros artículos del blog de Barcelona Quiropractic), así como la inocuidad del tratamiento.  Por estas razones la OMS estima que esta disciplina es usada por un 50% de la población en países tales como Francia, Canadá, Estados Unidos o Reino Unido.

Integrada en hospitales como servicio sanitario

Actualmente esta disciplina se encuentra amplia y totalmente integrada, junto con otros servicios sanitarios médicos o convencionales en muchos países. Ejemplos de esto son la Universidad de Zurich (Suiza) o le Universidad del Sur de Dinamarca en las que los estudiantes de medicina y quiropráctica comparten los tres primeros años de estudios de ciencias básicas antes de ramificarse en su formación clínica separada. En Estados Unidos está disponible en los hospitales y en los sistemas sanitarios militares. Sobre esto, el Director Fundador de la Oficina de Medicina Alternativa del Instituto Nacional de Salud de EEUU, Wayne Jonas, MD, afirma: La profesión quiropráctica está asumiendo su rol válido y apropiado en el sistema sanitario de este país y alrededor del mundo. A la vez que esto sucede, las batallas profesionales del pasado se desvanecerán y el paciente por fin será el verdadero beneficiario.” 

¿Qué  se necesita para que también suceda lo mismo en España?

No nos cansamos de luchar por conseguir erradicar el vacío legal que envuelve la  quiropráctica en nuestro país. Para conseguir dar auge a este tratamiento y sea reconocido socialmente como un método beneficioso e inocuo al cuerpo y al organismo se necesita un factor clave. Este factor es tanto los políticos como los legisladores se planteen (muy seriamente) cuáles son las evidencias científicas de los resultados en personas que han recibido el cuidado quiropráctico. Y, además, que se cuestionen y supervisen el coste que tiene para la administración y los beneficios que tiene para los individuos, además de no desencadenar efectos secundarios adversos. Así que este es “el reto principal” que los ya licenciados y los estudiantes se empeñan en llevar a cabo. Conseguirlo no solo supondría el reconocimiento de esta profesión y la erradicación del intrusismo en España. No. Conseguirlo supondría algo mucho más beneficioso y satisfactorio para todos: el conocimiento y el uso de esta técnica por un muy mayor número de personas. Finalmente, ese es el fin y el medio: que la población tenga un estado de bienestar a todos los niveles sin la necesidad de incluir la medicación habitual (con sus dosis de toxicidad) en su dieta diaria y sin temor a no saber si está siendo atendida realmente por una persona cualificada.

Cada vez más, la sociedad se está dando cuenta de que el abuso de medicamentos es una pandemia a nivel mundial y que, en las últimas décadas, las intervenciones quirúrgicas de artrodesis han aumentado un 500%. Las personas están demandando por un tratamiento conservador, funcional y no invasivo (sin fármacos ni cirugías). Aquí es donde entra en juego y se desenvuelve ampliamente la quiropráctica.

Barcelona Quiropractic

Quizá suene a cantinela. Quizá seamos incluso pesados a la hora de animaros a promover la quiropráctica. Quizá pueda parecer a ojos ajenos que hay un interés puramente económico. Pero siendo honestos, eso es solo la superficie del iceberg. Cuántas más personas la conozcan, hablen de ella a sus familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo… Cuánta más demanda tenga la profesión, más se presiona a los organismos pertinentes a que tomen en cuenta las peticiones de los trabajadores de esta disciplina y de las asociaciones de que se tengan en cuenta los estudios científicos. Para nosotros, como equipo quiropráctico, es fundamental que se reconozca la labor como al personal cualificado porque es la única manera de proteger al paciente y darle un cuidado de máxima calidad.

Desde Barcelona Quiropractic te animamos a que, si tienes dolores de espalda, problemas de salud o si simplemente quieres mejorar tu estado físico y tu calidad de vida, te des el  permiso de experimentar los efectos de la quiropráctica. Si quieres más información, coger cita para una primera visita de valoración o bien venir a una visita informativa gratuita, solo tienes que llamarnos al 934 123 433 o bien mandarnos un whats app al 601 059 849. ¡Estaremos encantad@s de atenderte!