Cómo ya es sabido, la quiropráctica, para definirlo de una manera sencilla, se basa en la corrección de la columna vertebral o, lo que es lo mismo, en la correcta alineación de las vértebras deshaciendo las subluxaciones vertebrales. En este artículo vamos a hablar con más detenimiento de estas subluxaciones.

¿Qué es la subluxación vertebral?

Nuestra columna está formada por 24 vértebras (7 cervicales, 12 dorsales y 5 lumbares), el sacro (formado por 5 vértebras soldadas) y el coxis. En muchas ocasiones las vértebras se mueven y pierden su alineación correcta, desplazándose lateralmente. Lo deseable es que estas vértebras desplazadas vuelvan a colocarse en su posición correcta por ellas mismas. Pero, por diferentes factores y variables, en muchas ocasiones las vértebras quedan bloqueadas en ese desplazamiento y no pueden volver a su posición natural por sí mismas. En estos casos es cuando hablamos de subluxación vertebral.

La subluxación vertebral y la quiropráctica

¿Qué sucede en tu sistema nervioso cuando existen subluxaciones vertebrales?

Aunque pueda parecer que no supone ningún riesgo para la salud, muy lejos de la realidad, la subluxación vertebral SIEMPRE termina por producir molestias, malestar, síntomas y, a la larga, incluso puede desencadenar disminución de movilidad, atrofias, pérdida de fuerza, etc. (si hablamos de extremidades). Pero, ¿por qué? Una vértebra subluxada siempre va a estar interfiriendo una raíz nerviosa que nace de tu médula espinal. Esa raíz nerviosa, a su vez, se ramifica en diversos y diferentes nervios que lo que hacen es transmitir los impulsos nerviosos cerebrales a las zonas o partes del organismo/cuerpo a las que se dirigen. Entonces, cuando existen subluxaciones, algunas partes de tu organismo o de tu cuerpo no están recibiendo correctamente las directrices del cerebro (que deben seguir) para su correcto funcionamiento. Si esto dura y se prolonga en el tiempo, empezarás a notar síntomas, dolores y/o molestias debido a que esas partes del cuerpo se sienten desconectadas de su fuente y no pueden obtener la información que necesitan para llevar a cabo su trabajo habitual. Esto es igual a una interrupción en las tareas de tu organismo. Y esto, a la larga, implica que otras partes del cuerpo tengan que asumir el trabajo de esa otra parte que quedó desconectada. Así es como, entre otras muchas cosas, nuestro cuerpo crea descompensaciones que pueden apreciarse a simple vista. Por ejemplo, cuando una pierna nos duele o pierde fuerza es muy visible como empezamos a cargar cada vez más peso en la otra. Si este problema no se soluciona, acabaremos teniendo problemas en las articulaciones o músculos de la pierna que está llevando una sobrecarga de trabajo. Si esto pasa con tus extremidades, ¿puedes imaginar lo que sucede a nivel interno, con tus órganos y sistemas?

¿Cómo te beneficia la quiropráctica con las subluxaciones vertebrales?

La principal labor del quiropráctico es que las personas recobren su salud de una forma sana, natural y no invasiva. Para ello, se centra en el estado de la columna vertebral, que es la armadura de nuestro sistema nervioso. La quiropráctica, como técnica, se centra en la detección de dichas subluxaciones vertebrales y, una vez detectadas, en la corrección de las mismas. Tu quiropráctico va a devolver la posición natural a las vértebras bloqueadas y/o subluxadas para, de este modo, descongestionar tu sistema nervioso y que todo tu cuerpo empiece a funcionar en óptimas condiciones. Está claro que, dependiendo de los daños ocasionados, no podrá restablecer el funcionamiento del organismo al 100%. Aun así, aunque existan daños irreversibles, eliminando las subluxaciones vertebrales y liberando el sistema nervioso se evitan o previenen daños posteriores.

Otra cosa bastante desconocida es que cuando existen subluxaciones vertebrales, como nuestro sistema nervioso está más forzado y retraído, es común el sentirnos cansados, abatidos, apáticos, etc. O, por el contrario, entrar en estados de excesiva agitación, pasando a padecer estrés en situaciones que hasta ahora habían sido apacibles.

Barcelona Quiropractic, una sana opción para tu bienestar

Si te estás cuestionando recibir un chequeo de tu columna vertebral para conocer el estado de la misma, el equipo de Barcelona Quiropractic estará encantados de atenderte y ayudarte. Puedes venir a nuestra consulta a realizar una primera visita de reconocimiento para que el quiropráctico examine tu columna o, también, puedes venir a una visita informativa gratuita en la que explicaremos con más detalle en qué consiste la quiropráctica y como puede ayudarte.
Para cualquier duda o aclaración puedes llamarnos al 934 123 433 o mandarnos un whatsapp al 601 059 849.

¡Que las subluxaciones no te quiten vitalidad!