De todas las mujeres en edad fértil que acuden a Barcelona Quiropractic nos encontramos con que un tanto por ciento muy elevado de ellas se aquejan de dolores menstruales. Normalmente esos dolores, conocidos médicamente como dismenorrea, se concentran en la zona baja del abdomen o en la parte lumbar de la espalda y se caracterizan por ser dolores agudos e intermitentes, tipo cólicos.

Por regla general, la mayoría de mujeres creen, y así lo afirman, que padecer estos dolores durante la menstruación es normal. Lo que proponemos en Barcelona Quiropractic, y siempre basándonos en la experiencia de las mujeres que acuden a nuestra consulta a recibir sus ajustes vertebrales, es que la mujer no tiene por qué pasar por esos dolores todos los meses si su cuerpo funciona y rinde en las condiciones óptimas. Así que, si vamos un poco más allá de la creencia tan extendida de que la menstruación duele porque sí, os invitamos a que nos acompañéis con esta pregunta: ¿Es normal que las mujeres sientan dolor antes o durante la menstruación?

Es muy interesante y un tema apasionante que las mujeres que padecen dolores menstruales, en muchas ocasiones, también sienten dolor en la parte baja de la espalda. Y, ¿qué tiene que ver la parte baja de la espalda o zona lumbar con el dolor menstrual? ¡Mucho!

El sistema nervioso es un sistema de comunicación que controla todas las funciones del cuerpo y es por eso que los nervios que salen de la espalda baja llevan impulsos eléctricos del cerebro a  los órganos reproductores de la mujer. Si hay alguna interferencia o subluxación vertebral en la parte baja de la columna, se producirá un mensaje de error o se interrumpirá esta comunicación. Si esto sucede, el mensaje neurológico que ese nervio debería transmitir, al estar oprimido y, en consecuencia inflamado, no llegue correctamente; o sí llegue al útero, pero en forma de dolor. A su vez, si el nervio espinal está oprimido, ocasiona que todo el sistema nervioso se ponga en posición de defensa, generando mucha más tensión en la parte baja de la espalda.

Recuerda que el dolor no es tu enemigo, sino única y exclusivamente un aviso de que algo no está funcionando adecuadamente.

El dolor es una señal de aviso de que hay un sentimiento de separación. Cuando nos cortamos un dedo lo que duele es la separación de la piel. De igual manera que cuando se termina una relación de pareja lo que duele es el sentimiento de separación. Es por esto que se nos hace difícil entender que alguien tenga que pasar por un dolor de menstruación cada mes. Para que esto ocurra debe existir un sentimiento de separación de esa área del cuerpo con el resto del organismo: el útero, los ovarios, etc. Si estos órganos no reciben correctamente la información del cerebro, y viceversa, es lógico que exista esa condición de separación, o desconexión. En otras palabras, los órganos reproductores no están siendo atendidos ni reconocidos como deberían debido a las interferencias que existen en el sistema nervioso, a esta mala comunicación entre el cerebro y el órgano.

¿Cómo puede ayudar la quiropráctica a las mujeres que padecen dolores menstruales?

En Barcelona Quiropractic vamos a examinar el sistema nervioso a través de la palpación de la columna vertebral para determinar en qué zonas se encuentran esos bloqueos o subluxaciones vertebrales. Una vez detectadas dichas subluxaciones, se procederá a descongestionar el sistema nervioso, eliminando las interferencias mediante los ajustes vertebrales. Gracias a la corrección de los bloqueos de las vértebras se consigue que los nervios estén relajados y que así se regule la comunicación entre el sistema nervioso y el útero (y órganos relacionados).

En Barcelona Quiropractic hemos ayudado a muchas mujeres a recuperar su capacidad de sanación y regeneración para que, de esta forma, se autocorrija la comunicación entre el sistema nervioso y sus órganos reproductores. De esta forma empiezan a vivir una vida mucho más placentera, sin la necesidad de padecer esos dolores tan agudos cada mes.