La hernia discal es una lesión creada con el tiempo, por el mal funcionamiento de las vértebras que acaban ejerciendo más presión de lo normal sobre un disco. El quiropráctico le tiene que realizar un estudio biomecánico muy preciso para averiguar la zona de la columna que va más forzada y termina presionando los discos. Una vez los fallos biomecánicos son detectados, el cuidado quiropráctico se vuelve más específico en la zona de la columna afectada para devolverle una movilidad adecuada, disminuyendo así la tensión muscular y, en consecuencia, la presión sobre las terminaciones nerviosas, que podrían provocar lesiones de nervios como es el caso de la ciática, el hormigueo o la pérdida de tacto.

Hay que tener en cuenta que una vez aparece una hernia discal, el tejido ligamentoso del disco necesitará un tiempo para volver a fortalecerse. No obstante, el alivio puede aparecer muy rápidamente en algunos casos. En muchos estudios quiroprácticos documentados se aprecia la reabsorción de la hernia y ese es nuestro objetivo principal, siempre y cuando la lesión haya sido detectada a tiempo. Por eso, en Barcelona Quiropractic, recomendamos siempre no dejar que el problema avance pensando que se irá solo. Los casos muy crónicos, avanzados y/o con personas mayores también se pueden beneficiar del cuidado quiropráctico gracias a nuestra extensa experiencia y diferentes técnicas. Siempre le recomendaremos un estudio previo donde le haremos las pruebas oportunas para evaluar si la quiropráctica le puede ayudar.

 

Ponte en contacto con nosotros.

Nombre *

E-mail *

Teléfono (opcional para que te llamemos)

Tu consulta y preferencia de horario para la cita

Acepto la Ley Orgánica de Protección de datos (LOPD)

Introduce este código: captcha