Tal y como viene sucediendo en la última década, de aquí a poco tendrá lugar el comienzo de la campaña de la vacunación contra la gripe. Lo que cabe destacar positivamente es que no es necesaria una vacuna antigripal para evitar un caso grave de gripe.

¿La clave? Mantener un sistema inmunitario fuerte y en óptimas condiciones funcionales es la mejor de las formas para prevenirnos de la infección. De todas maneras, en el caso de haber adquirido el virus de la gripe, estos sanos consejos también ayudarán a que todo tu organismo esté preparado para combatirla sin complicaciones y poder recuperar tempranamente la salud.

Las consecuencias de ser infectados por el virus de la gripe pasan factura a nuestra vida cotidiana debido a las fiebres altas, que nos impiden seguir con nuestra vida profesional (o escolar en el caso de niños). Pero, ¿para qué sirve la fiebre en todo este proceso? Aunque pueda parecer que la fiebre es nuestra enemiga, muy lejos de la realidad la fiebre forma parte de una respuesta de nuestro sistema inmune, que detecta el virus de la gripe y genera antivirus para combatirlo. Así que, al contrario de lo que se acostumbra a creer, la fiebre es la demostración más factible de que nuestro organismo está funcionando correctamente. Así que, lo mejor que podemos hacer es dejar que este proceso siga su curso (sin mediación que baje la fiebre porque interfiere en su proceso natural) y que intentemos paliar los síntomas de la forma más natural y sana posible.

¿Qué puedo hacer para combatir el virus de la gripe de forma natural?

En primer lugar es importante remarcar que nuestro ritmo de vida actual ayuda a debilitar las defensas: la mala alimentación, el estrés, el poco tiempo que dedicamos a descansar, la falta de actividad física, entre otros hábitos poco saludables, desgasta nuestro organismo y nos vuelve más vulnerables ante virus e infecciones. Así que, para empezar con buen pie, es importante hacer un repaso de nuestros hábitos y nuestro estilo de vida. Desde Barcelona Quiropractic te dejamos con algunos consejos que puedes poner en práctica, hayas contraído o no el virus de la gripe:

  • Evita el consumo de azúcares y los alimentos procesados. Ya es conocido popularmente el efecto negativo del azúcar sobre el organismo. Por ejemplo, afecta al funcionamiento del sistema inmunitario y, como es sabido, un sistema inmune fuerte es el mejor de los remedios para combatir virus y enfermedades.
  • Optimizar la flora intestinal reemplazando azúcares y productos procesados por grasas saludables, como el omega3 o las que provienen de alimentos fermentados, que ayudan al funcionamiento del sistema inmune.
  • Mejorar los niveles de vitamina D. Esta es la opción más importante y la menos costosa. Lo ideal es obtener vitamina D con la exposición controlada al sol. También, como recurso opcional, puedes tomar un suplemento de vitamina D que puedes adquirir en herbolarios.
  • Descansar lo sufriente regula nuestro sistema nervioso autónomo, haciendo posible la regeneración de nuestro organismo, paso imprescindible para poder combatir la gripe.
  • Hacer ejercicio de forma habitual mejora nuestra circulación e impulsa el flujo sanguíneo por todo el cuerpo.
  • Contar con el soporte necesario para combatir el estrés. La quiropráctica y el Coach Ontológico (ambos servicios prestados en Barcelona Quiropractic) son dos técnicas muy eficaces para reducir los niveles de estrés.
  • Uso de antibióticos naturales, como el ajo y el aceite de orégano que funcionan como antibióticos de amplio espectro frente a bacterias, virus y protozoos que existan en tu organismo. Además, a diferencia de los antibióticos farmacéuticos, no provocan la resistencia de las bacterias.
  • Utiliza la QUIROPRÁCTICA como tratamiento preventivo. El cuidado quiropráctico ayuda a prevenir enfermedades relacionadas con el sistema inmune debido al efecto positivo de los ajustes vertebrales sobre el sistema nervioso y, consecuentemente, sobre nuestro sistema inmunológico.

Barcelona Quiropractic te ayuda a reforzar tu sistema inmunitario

Está más que demostrada la relación que existe entre el sistema nervioso y el sistema inmunitario. De hecho, el cuidado quiropráctico tiene el objetivo de mantener en óptimas condiciones el funcionamiento de nuestro sistema nervioso (liberándolo de interferencias y pinzamientos, en quiropráctica las conocidas subluxaciones vertebrales) y esto, a su vez, ayuda al cuidado y la producción de defensas suficientes en nuestro cuerpo.

Una columna vertebral sana también es reflejo de un sistema nervioso más sano, preparando al organismo para afrontar con mayor salud los cambios estacionales, los resfriados, la gripe y las bajadas de defensas.

Si quieres recibir más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamando al 934 123 433. ¡Estaremos encantados de atenderte!