No se conoce una única causa real de la fibromialgia. Probablemente se trate de la interacción de muchos procesos que implican trastornos neurológicos que afectan el flujo sanguíneo, el sueño, el uso de los músculos, la transmisión del dolor o la inflamación. Una cosa casi constante es que una persona que sufre fibromialgia ha estado viviendo con dolores durante muchos años, se ha medicado de forma extensiva en general y su cuerpo acaba agotado, afectando su nivel de energía, sueño, ánimo etc.

Lo que deben saber las personas con fibromialgia es que la quiropráctica les puede ser de gran ayuda en muchos casos.

Estudiar la columna vertebral tiene mucho sentido ya que en quiropráctica decimos que es “El árbol de vida”. La columna es el pilar que sostiene la estructura de la que parten muchos músculos y, además, es la que protege el sistema nervioso. Cuando la columna vertebral pierde su equilibrio y coordinación, el cuerpo tiene que realizar un esfuerzo tremendo para sostenerla y acaba forzando la musculatura, creando dolor e irritación, afectando a la larga también al sistema nervioso y las raíces nerviosas. Cuando este proceso dura varios años, el dolor se hace crónico. Es entonces cuando el organismo deja de responder a la medicación y el cuerpo se agota, él mismo, en esta lucha contra esta situación que no tiene fin.

Para explicar la mejoría de esta condición con la quiropráctica, hemos de entender que el propio tratamiento que realiza el quiropráctico, actuando sobre la columna vertebral, tiene un efecto muy estimulante sobre el sistema nervioso (parte propioceptiva). A su vez, los ajustes quirorpácticos tienen también un efecto relajante sobre la musculatura y sobre la interpretación del dolor a nivel cerebral. Esta estimulación tiende a dar un impulso al organismo en sus partes más internas y dormidas, es una manera de despertarle para que vuelvan a ponerse en marcha sus propios mecanismos de defensa y auto curación.  Dándole tiempo y a veces con un apoyo nutricional, el cuerpo vuelve, poco a poco, a regular la función del dolor (nociceptiva) e inflamación para recuperarse. En Barcelona Quiropractic apoyamos  los procesos auto-curativos del organismo, y siempre tenemos la esperanza, basada en más de 20 años de experiencia, de que un organismo se puede recuperar, incluso en los casos más avanzados, si averiguamos qué es lo que necesita.

En Barcelona Quiropractic, tenemos una experiencia muy extensa en esos casos. No dudes en  ponerte en contacto con nosotros para poder informarte o aclarar dudas que puedas tener.

Ponte en contacto con nosotros.

Nombre *

E-mail *

Teléfono (opcional para que te llamemos)

Tu consulta y preferencia de horario para la cita

Acepto la Ley Orgánica de Protección de datos (LOPD)

Introduce este código: captcha