Se acaba el verano, y muchos de nosotros tenemos el mismo propósito: dejar atrás esas tardes de tapitas, los mediodías de paella, esas noches de heladito…En definitiva, volver a cuidarnos.

uvasSi quieres limpiar tu organismo, así como ayudar a tu cuerpo a prepararse para el invierno, únete al equipo de BQ y empieza la “Cura de la Uva”, los primeros días del otoño son el momento ideal para realizarla. La cura de la uva consiste en tomar uvas como único alimento. Recuerda que puedes hacerla desde 1 día hasta en un período comprendido entre 3 y 5 días si quieres notar todos sus efectos purificantes y de drenaje en la piel.

Es una cura que, por su gran aporte energético, nos permite seguir con nuestro trabajo habitual ya que, gracias a su gran efecto remineralizante y antioxidante, combate la fatiga.

Las uvas es una fruta rica en vitaminas A, B y C, contienen glucosa, hierro, cobre, magnesio y fósforo en forma de lecitina

Todas estas propiedades hacen de la uva un alimento que es muy beneficioso para el organismo en aspectos como los siguientes:

BENEFICIOS

  • Ayuda a eliminar la retención de líquidos.
  • La piel de la uva contiene una acción estimulante de la circulación venosa que mejora la oxigenación de las células.
  • Limpia el hígado, facilitando el drenaje de las toxinas.
  • Es excelente para enfermos cardíacos, personas que toman diuréticos químicos o laxantes.
  • Su efecto depurativo favorece el buen estado de la piel.
  • Previene la aparición de la esclerosis y el cáncer.
  • Es perfecta para la dieta, ya que permite recargar la energía fácilmente pero, aunque se coman uvas en gran cantidad, no se engorda.

Si te hemos convencido, sólo tienes que seguir los siguientes pasos:

INDICACIONES

  • La cantidad total de uvas al día, para garantizar el correcto aporte energético, va de 1,5 a 3kg. Dosifícalas en 5 tomas repetidas a lo largo del día y altérnalas con el zumo de uvas para ayudar a la depuración de toxinas. Lo ideal es que sea uva biológica para garantizar todos los nutrientes.
  • Lava bien las uvas y cómetelas con piel, allí están la mayoría de sus propiedades. Mastícalas bien para sentirte más saciado y tener mejor digestión.
  • Bebe abundante zumo de uva para potenciar el efecto diurético.

IMPORTANTE: Una vez terminada la cura de la uva, durante los próximos días debes empezar comiendo cosas ligeras para que tu cuerpo se acostumbre de nuevo.

uva equipo BQ

En Barcelona Quiropractic nosotros ya hemos empezado. Y tú, ¿te animas? Tu cuerpo lo agradecerá.