En Barcelona Quiropractic hemos oído llamarlo de diferentes formas: masaje, manipulación, “crack”, crujido… Pero todos ellos se refieren a lo mismo: el ajuste vertebral. ¿Por qué ajuste vertebral? Ajuste porque se trata de eso, de ajustar tu columna, en la medida de lo posible, a su correcta estructura. Vertebral porque se trabaja sobre las vértebras que han quedado bloqueadas fuera de su correcta posición.

¿Qué se consigue con el ajuste vertebral?

Puede parecer que el ajuste vertebral únicamente va a hacer que el dolor de espalda desaparezca. En sí, en la práctica, un ajuste vertebral puede parecer que no tiene una fuerte capacidad de actuación sobre nuestro cuerpo. Esto es debido a varias razones, entre ellas, por ejemplo, que relacionamos el impacto de cualquier técnica que recibimos con el tiempo que dura la misma. Muy lejos de la realidad, tiene un impacto impresionante sobre tu sistema nervioso. Así que, entre otros, uno de los objetivos principales del ajuste es mejorar el funcionamiento de tu sistema nervioso, desvaneciendo las interferencias nerviosas que causan las vértebras subluxadas sobre los nervios que salen de la médula espinal y pasan entre las vértebras.

¿Qué se utiliza para realizar el ajuste vertebral?

Es un movimiento muy rápido, preciso, indoloro y seguro que el quiropráctico realiza con las manos y con la ayuda de unas camillas especiales (hidráulicas). Estas camillas ayudan a acompañar el cuerpo de la persona que está recibiendo el ajuste, amortiguando el impacto de este sobre su columna. Cada quiropráctico tiende a hacer el ajuste vertebral de la forma en la que se siente más seguro y/o cómodo, aunque la finalidad del ajuste siempre sea la misma. Algunas veces también verás que el quiropráctico utiliza un activador, al que muchos pacientes de Barcelona Quiropractic llaman pistola. Con este activador consiguen deshacer los nudos que se han creado entre la musculatura y la articulación, para poder después desbloquear las vértebras bloqueadas.

Distintas posturas para el ajuste vertebral

Cuando una persona recibe su primer ajuste, en ocasiones, se sorprende de que tenga que estar cambiando continuamente de postura en la camilla. Esto es normal si tenemos en cuenta que se tiende a relacionar el ajuste con un masaje; pero no es el caso. El motivo de tener que adoptar varias y diferentes posiciones durante el tiempo que dura viene determinado por las vértebras que tengan que ser ajustadas y de la intensidad del bloqueo de las mismas. Por ejemplo, un ajuste en las dorsales (parte media de la espalda) se puede realizar boca abajo (cuando la persona tiene esa zona más relajada) o sentados (normalmente se ajusta en esta posición las dorsales cuando la persona tiene esa parte de la espalda muy rígida). Además, cabe tener en cuenta posibles reacciones de la persona al ajuste vertebral. En Barcelona Quiropractic, por ejemplo, hemos visto algunos casos en los que personas con ataques de vértigo fuertes reciben el ajuste sentadas y no estiradas. En definitiva, no hay una manera concreta de realizarlo, ni siempre es el mismo ajuste aunque a ojos del paciente así lo parezca. Hay que tener en cuenta el estado de la persona y valorar el estado de su espalda antes de proceder con la técnica más adecuada.Distintas posturas para el ajuste vertebral

La importancia de la respiración antes y durante el ajuste vertebral

En Barcelona Quiropractic tenemos siempre presente que es importante mantener una respiración profunda para estar más relajados. De hecho, realizamos talleres de estiramientos y respiración en nuestra consulta. Además de eso, la forma en la que respiramos durante el ajuste es fundamental para que este tenga el alcance deseado. Es por esta razón que los quiroprácticos te hacen inspirar de manera profunda en algunos movimientos para luego exhalar todo el aire contenido en tus pulmones.  Esto ayuda a que se relaje la zona del diafragma y la caja torácica, ayudando a que se distienda tu musculatura, por un lado. Por otro lado, cuando estamos centrados en nuestra respiración, solo estamos centrados en ella y nuestra mente no está dispersa en pensamientos. Esto, de por sí, nos trae al momento presente, alejándonos de todo nuestro batiburrillo mental y, en consecuencia, ayudándonos también en la relajación.

¿Te animas a recibir tu primer ajuste vertebral en Barcelona Quiropractic?

Desde Barcelona Quiropractic te animamos a que, al menos, pruebes lo que se siente y lo que se experimenta cuando recibes un ajuste vertebral. A veces nos conformamos con la opinión de otras personas sin experimentar por nosotros mismos. La mayoría de personas que acuden a nuestra consulta notan cambios después del primer ajuste.

Así que, si te planteas lanzarte a esta nueva experiencia y escoger la quiropráctica como el medio mediante el que cuidar tu salud, puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 934 123 433 o bien al 601 059 849 (también atendemos whatsapp).

Ajuste Cervical Vertebral