Uno de los padecimientos más comunes en todas las edades es el dolor de cabeza. Algunas veces éstos son pasajeros, causados por un día intenso de mucho trabajo, pocas horas de sueño, etc. Pero, en cambio, en otras ocasiones los dolores de cabeza se vuelven duraderos y constantes; en estos casos hay que prestar atención ya que se indica la presencia de un problema en el organismo. Dolores de cabeza hay de muchos tipos, incluyendo tensionales, sinusitis, migrañas, cefaleas, etc. El 70% de los dolores de cabeza tienen por origen un problema cervical. Se les denomina, comúnmente, dolores de cabeza tensionales o de origen cervicogénico.

 

Orígenes de los dolores de cabeza

El desalineamiento de las vértebras cervicales (subluxación vertebral) aumenta la tensión muscular. Dicha tensión, en la mayoría de los casos, es la causa de los dolores de cabeza. El dolor de cabeza no proviene del cerebro ya que este órgano no percibe sensaciones de dolor. En cambio, este dolor sí puede provenir de arterias y venas del cerebro y cráneo, así como de las membranas que recubren el cerebro y de los nervios craneales. Todas estas estructuras, cuando están sujetas a tensión o bien se sienten comprimidas, irritadas, inflamadas o en proceso de infección, provocan también dolores de cabeza.
Con esto, no es de extrañar que los movimientos inadecuados de columna vertebral (subluxaciones vertebrales) puedan irritar y/o comprimir los nervios y, a su vez, esta comprensión provoca na interferencia entre el sistema nervioso y los órganos que éste controla. Este es el origen del dolor y, afortunadamente, no existe hoy en día ninguna pastilla o medicamento que consiga a alinear correctamente las vértebras de la columna, descomprimiendo así los vasos sanguíneos.
Así que, cuando existen dolores de cabeza recurrentes, probablemente tu cuerpo está enviando esa señal para advertirte que es posible que existan subluxaciones vertebrales en tu columna. Y, ¿Por qué la subluxación vertebral es posible que produzca dolores de cabeza? Porque las subluxaciones empiezan produciendo cambios neurológicos y propioceptivos en la articulación afectada. Este segmento vertebral empieza, entonces, un proceso de deshidratación y debilidad del disco intervertebral (degeneración), que puede derivar en problemas como artrosis, protusiones discales o hernias discales si no se corrige.

 

El cuidado y la correcta alineación de las cervicales. La importancia de la quiropráctica.

El dolor de cabeza, entonces, se origina por desórdenes en las cervicales que irritan las terminaciones nerviosas. Las estructuras inervadas por las raíces nerviosas desde la primera hasta la tercera cervical (C1-C3) son potenciales fuentes de dolor de cabeza cervicogénico. Las cefaleas cervicogénicas aumentan con el movimiento cervical y se reproducen con presión en la región occipital o cervical. Normalmente, además, vienen acompañadas de otros síntomas como rangos de movilidad reducidos, mareos y/o vértigos, dolor en hombros y/o brazos y hormigueos en las extremidades superiores, entre otros.
Muchos son los estudios realizados que apoyan la efectividad y la relación de coste-efectividad de ajustarse con un quiropráctico. La quiropráctica busca armonizar las funciones corporales para mejorar la salud a través del buen funcionamiento del sistema nervioso. Los ajustes cervicales descomprimen los nervios irritados e inflamados, ayudando, de esta forma, a que tu sistema nervioso vuelva a reconectarse con esos órganos con los que se había perdido la conexión. El quiropráctico, tras estudiar tu caso en particular y ver que tus dolores de cabeza pueden ser ocasionados por un problema cervical, te realizará ajustes vertebrales específicos, alineando correctamente la zona cervical de tu columna. De este modo conseguirá normalizar el funcionamiento de tu sistema nervioso al eliminar las interferencias que se hayan podido crear en la zona, lo que facilitará el riego sanguíneo a la cabeza.

 

Barcelona Quiropractic te ayuda con tus dolores de cabeza

En Barcelona Quiropractic acuden muchas personas, más de las que puedes imaginar, con dolores de cabeza recurrentes, pesadez continua, dolor occipital y/o migrañas. Tras el ajuste vertebral la mayoría de las personas que vienen aquejadas de estos síntomas, manifiestan haber experimentado una sensación de mejoría casi inmediata. En otros casos, en cambio, se requiere de más tiempo para notar los cambios ya que las cefaleas se han hecho crónicas. Aun así, la quiropráctica te pude ayudar.
Nuestra misión en Barcelona Quiropractic es dar a conocer una forma natural de cuidar la salud con los ajustes vertebrales, dando a tu cuerpo toda su capacidad para trabajar al 100%. Si te interesa conocer una forma diferente de cuidarte puedes contactar con nosotros en el 934 123 433 o bien en el 601 059 849 y estaremos encantados de atenderte.