Juan Carlos SanzMe llamo Juan Carlos y tengo 44 años.
Mi mayor problema venía siendo el dolor lumbar, los mareos y los pinchazos que tenía en las rodillas. He sido jugador de rugby y debido a los impactos físicos, padezco de molestias en la zona lumbar desde hace 20 años. Mi primera crisis de lumbalgía fuerte fue en 2006 y todo empeoró desde entonces, siendo el peor momento en el 2012.
Además del dolor constante en la zona lumbar, padecía hipersensibilidad y hormigueos en piernas, pies y abdomen. A esto se le sumaba el insomnio, las crisis de ansiedad, los vértigos y el mal cuerpo en general. Todo esto desencadenó en una depresión, debido al dolor y al malestar no tenía ganas de hacer nada. Siempre he sido muy deportista y el hecho de dejar el deporte me hacía estar irritable.
Buscando en Internet, ya que un amigo me había hablado de la quiropráctica, di con Barcelona Quiropractic. Fue más la intuición que me hizo acudir a este centro.
Desde hace 9 meses, que estoy con el cuidado quiropráctico, me siento mucho mejor. El dolor de la zona lumbar ha desaparecido, he vuelto a hacer deporte y además he empezado otras actividades complementarias como yoga y pilates. También he vuelto a correr, esto último con tranquilidad.

“También me han mejorado mucho los resultados de las analíticas de sangre. Me imagino que la alimentación, los complementos que recomienda el Doctor Veggia y la quiropráctica están influyendo en esto. Hay otra cosa de la que también me he dado cuenta: tengo más fuerza y resistencia al volver a hacer deporte, pensaba que me iba a costar más. También he mejorado mucho de mi ansiedad y la depresión. “

A mí me ha ido muy bien, no es nada agresiva y no tiene efectos secundarios, a diferencia de los métodos tradicionales que te quitan el dolor pero te fastidian otras cosas. Recomiendo la quiropráctica a personas con alguna situación similar y a personas sanas para mejorar su rendimiento.

Juan Carlos Sanz Delgado
Barcelona, 16 de Diciembre de 2013