Jose Lopez MadridMi nombre es Jose y tengo 62 años.
Hará cosa de 20 años atrás empecé a sentir molestias en la zona lumbar. Esas molestias se desplazaban hacia mi pierna izquierda, que al estar un ratito de pie se me quedaba dormida. Esto cada vez iba a peor. Hace un año, además de los hormigueos en la pierna izquierda y que se dormía con facilidad, comenzó a aparecer un ardor, como un quemazón. Esto me preocupaba bastante y me asustaba cada vez que hacía deporte o salía a caminar. Así que opté por hacer poca actividad y cada vez pasaba más rato sentado.
Mi cuñado había perdido movilidad en un brazo y llevaba un tiempo yendo a un quiropráctico en Granada. Viendo que mejoró mucho con el cuidado, me incitó a probar la quiropráctica para ver si yo tenía los mismos resultados.
Conocí Barcelona Quiropractic a través de internet. Empecé a notar la mejoría de la noche a la mañana. Después de los primeros ajustes la pierna se dormía más esporádicamente y el quemazón se me fue muy rápido. Lo que me sorprendió en las primeras sesiones del cuidado fue que noté que me quitaban muchos kilos de la espalda.
La verdad es que esperaba mejorar pero no con tanta rapidez en la pierna. Además tengo más paz interior, no me irrito con tanta facilidad y estoy mucho más tranquilo. Es como que me tomo las cosas de otra manera.

“La quiropráctica es algo que tendría que hacer todo el mundo. Se nota un cambio muy consistente. Yo la recomiendo a todo el que puedo.”

Jose López Madrid