Soy Teresa y tengo 72 años. Vengo des de Sabadell a Barcelona Quiropractic hace ya un año. Llegué con dolores de cabeza constantes, dolor de brazo, se me dormía la mano derecha hacía medio año, y el médico me dijo que me iba a operar y tocaría médula también.

Busqué en Internet y aquí estaba la solución. En un año ya no me toca la médula, ya no tengo dolores de cabeza ni en el brazo. Es muy esporádico cuando me pasa. Además, sin querer he mejorado en la calidad del sueño. Antes nunca dormía seguido y ahora duermo la noche entera y estoy más animada. Voy al gimnasio y antes no podía, hago vida normal.

No pienso dejar la quiropráctica nunca más y se la recomiendo a todo el mundo.

Busqué en Internet y aquí estaba la solución.

 

Teresa S., 1 de Febrero del 2016