“Hasta que no empecé con la quiropráctica no fui consciente de que antes padecía de dolores de cabeza constantes”.

Soy Yolanda y tengo 4Yolanda-Sanchez-Domingo0 años.

Desde hace ocho años tenía intensos dolores en la zona lumbar y cervical, así como fuertes contracturas musculares. Todo esto derivaba en un fuerte dolor de cabeza.

Tenía que tomar voltaren durante quince días y el dolor menguaba. Pero a la que llevaba otros quince días sin tomar medicación el dolor volvía a aparecer. Así que estaba siempre con calmantes y antiinflamatorios; dependía de la medicación. El dolor era tan intenso que muchas veces no podía ni salir a caminar y creía que me iba a explotar la cabeza.

Mi tía, que es paciente de Barcelona Quiropractic, me recomendó acudir a vuestra consulta. Incluso mi marido insistía en que viniera viendo que a mi tía le estaba dando buenos resultados y se encontraba mucho mejor.

“Tan solo llevo un mes y medio recibiendo los ajustes quiroprácticos y me encuentro fenomenal, ¡no me duele nada! Hasta mis hijos, mi marido y mi madre se sorprenden al preguntarme cada día por mi lumbalgia y ver que no tengo nada de dolor”.

Una cosa sorprendente es que hasta que no empecé con el cuidado quiropráctico no me di cuenta de que me había acostumbrado a los dolores de cabeza constantes. Ahora soy consciente de que no tengo esas molestias y la pesadez.

Además no me encuentro tan cansada y me despierto con muchas más ganas de hacer cosas. Aguanto todo el día con mucha actividad y cuando llega la noche no me duele nada.

Recomiendo la quiropráctica a mucha gente. Es una pena que no se conozca demasiado. Un método tan eficaz y tan sano, sin necesidad de medicación, habría que promoverlo más para darlo a conocer.

Evita el dolor de cabeza cervical con la quiropráctica

 

Yolanda Sánchez Domingo

Barcelona,  21 de Marzo de 2012.