Aunque así lo entendemos la mayoría de personas, la diabetes no es una enfermedad de azúcar en sangre. Es por esta razón que los medicamentos recetados que se centran en esta problemática, lejos de abordar la causa subyacente, fracasan en la inmensa mayoría de los casos. Algunos científicos del hospital de Toronto afirman tener pruebas de que el sistema nervioso del cuerpo está íntimamente relacionado con la diabetes.

Diabetes tipo 2. Imposible de combatir con medicamentos

Este tipo de patología es totalmente causado por nuestro estilo de vida. Mientras que los diabéticos de tipo 1 necesitan inyectarse insulina a diario para poder seguir con vida, los diabéticos tipo 2 no necesitan medicarse. De hecho, el consumo de fármacos puede tener consecuencias mucho peores que la propia enfermedad. Un ejemplo de hecho fue la comercialización de Avandia (rosiglitazona), medicamento dado a personas con diabetes tipo 2. Este medicamento irrumpió el mercado en 1999 y, un estudio en 2007 en el New England Journal of Medicine lo vinculó con un incremento del riesgo del 43% de ataques al corazón y del 64% en muerte cardiovascular, en comparación con pacientes tratados con otros métodos. Más de 80.000 diabéticos han sufrido accidentes cardiovasculares, insuficiencia cardíaca u otras complicaciones como ataques cardíacos letales tras el consumo de esta medicación.

Frente a la diabetes tipo 2: dieta, ejercicio y quiropráctica

Ya comentábamos al principio del artículo que esta patología no es un caso de azúcar en sangre. Más bien, ésta es una enfermedad causada por la resistencia a la insulina y la leptina defectuosa, las cuales pueden (y son normalmente) reguladas por la dieta. La mayor parte de los daños se deben a elevados niveles de insulina, lo que puede remediarse con un programa de dieta y ejercicio. Además, los ajustes quiroprácticos de forma regular ayudan a liberar el sistema nervioso, lo que también repercute positivamente en la recuperación.

La afirmación que la diabetes tipo 2 no tiene cura es falsa. Lo que se quiere decir realmente con esto es que la medicina no ha encontrado esta cura o no está dispuesta a curar esta condición. Eliminar sus síntomas o el alto riesgo a desarrollar complicaciones de salud depende de si la persona está dispuesta o no a cambiar su estilo de vida y sus hábitos. Por ejemplo, limitar o eliminar los granos y el azúcar de la dieta, sobre todo la fructosa, que es mucho más perjudicial que ningún otro tipo de azúcar. Evitar los refrescos, las bebidas azucaradas, los alimentos procesados (cargados con fructosa) e incluso eliminar ciertas frutas de la dieta al inicio, puede favorecer a tener la diabetes bajo control. Por otro lado, el ejercicio es una de las formas más potentes para reducir la insulina y la resistencia a la leptina. Por lo general, para regularla, se necesitan grandes dosis de ejercicio hasta que los niveles de azúcar están bajo control. Para tratar esta patología, si la persona está en forma, es ideal el fitness de alta intensidad porque favorece la pérdida de grasa, promueve la construcción de músculo y ayuda al cuerpo a producir la hormona de crecimiento humano de forma natural.

Son muy importantes el descanso, unos buenos niveles de vitaminas C y D y una buena calidad del sueño a la hora de combatir esta diabetes. La quiropráctica, al descongestionar el sistema nervioso, nos ayuda a estar más relajados, a dormir mejor y ayuda al cuerpo a la más rápida eliminación de tóxicos que nos son dañinos.

Barcelona Quiropractic

A nuestra consulta acuden personas, muchas de ellas diagnosticadas de diabetes. Nuestro consejo siempre es cuidar el triángulo de la salud (estrés físico, químico y emocional). De poco sirve que una persona tome medicación si después sus hábitos diarios no son saludables. La quiropráctica es una sana elección que potencia la capacidad de regeneración de tu cuerpo.

Si quieres más información o estás interesado en realizar una primera visita puedes llamarnos al 934 123 433. También realizamos talleres y conferencias gratuitas en las que, precisamente, hablamos de la importancia de todo aquello que ingerimos de forma habitual. ¡Estaremos encantados de atenderte!