¿Es recomendable el cuidado quiropráctico en adultos?

adultos

Vive una vida saludable con la quiropráctica

Estar aptos físicamente no consiste en reparar sino en evitar el deterioro. Aún así, hoy día existe un alarmante número de condiciones de discapacidad por enfermedades crónicas. La mayoría de los cánceres, síndromes y otros problemas de salud son patologías para las que la medicina no tiene respuesta definitiva. Gran parte del escenario sanitario actual radica en el marco teórico que la propia medicina adopta: ignorar la capacidad del cuerpo humano para regenerarse. “El hecho de que nuestro cuerpo pueda sanar de manera natural por medio de su inteligencia innata es un concepto que no se encuentra en la medicina tradicional. Este parece ser el mayor defecto de la medicina moderna” (*)

Recientes estudios en genética han cambiado de manera drástica la manera de ver el cuidado de la salud, pasando de un modelo de enfermedad y síntoma a uno de desempeño y maximización del potencial innato del propio cuerpo humano. Aquí, entonces, es donde pone sus pilares fundamentales la quiropráctica.

La quiropráctica cuenta con una amplia comprensión por parte de los usuarios en general, y subraya la importancia de un sistema nervioso fluyendo libre de interferencias. Si te decides por la quiropráctica, el quiropráctico te practicará un ajuste específico para restablecer el movimiento y posicionamiento normal de tus vértebras. Esto hará que los nervios que atraviesan tu columna y las terminaciones nerviosas salientes de las vértebras lo hagan sin obstáculo, presión o irritación. La quiropráctica ya sabe que el cuerpo cuenta con la Inteligencia Innata que sabe todo lo que es necesario saber acerca del problema y, una vez realizado el ajuste vertebral, simplemente, se sanará a sí mismo.

(*)Baker Baker A. “A wonder machine” Preceptions, May-June 1995 p. 33-34