“La quiropráctica potencia la capacidad de sanación de tu cuerpo”. Si bien es cierto que podríamos reducir este artículo a esta frase y que si esto es comprendido no haría falta decir nada más, vamos a ir desgranar esta idea y enumerar diferentes beneficios de la quiropráctica sobre nuestra salud en general.

¿A quién beneficia la quiropráctica?

Pudiera parecer que la quiropráctica está diseñada únicamente para personas con problemas importantes de columna o con dolores crónicos a nivel de espalda y/o extremidades. Si bien esto es así, ya que la quiropráctica hace que baje la inflamación de las raíces nerviosas que nacen entre las vértebras, produciendo un efecto calmante bastante notorio, sus beneficios se extienden a parcelas más amplias de la salud. De esta forma, sus positivos efectos pueden ser disfrutados por personas con dolencias generalizadas (fibromialgia) o que padecen mareos, vértigos, dolores de cabeza o migrañas, inestabilidad, dolores de espalda, etc. Pero la quiropráctica no se queda en únicamente un “remedio” momentáneo para aliviar el dolor o la molestia. Si hablamos de prevención, con la quiropráctica damos un “chute” de impulsos nerviosos a nuestro organismo, consiguiendo de este modo que todo nuestro cuerpo intensifique su actividad en aquellas partes que habían perdido su constancia, evitando así futuros problemas de salud. Además, es potencialmente indicada para embarazadas, ayudando a la correcta colocación y encaje del bebé, así como para recién nacidos y niños, incrementando sus defensas con los ajustes quiroprácticos a edades tan tempranas, ya que ayudan a la fortificación del sistema inmunitario de los más pequeños.

No quedan fuera de este punto las personas mayores, puesto que gracias a la quiropráctica consiguen dar una mayor movilidad y “engrase” a sus articulaciones. Es por esto que las personas mayores que han seguido un cuidado quiropráctico regular, tienen una vejez más digna si nos referimos a calidad de vida en cuanto a movilidad, agilidad física y mental, reducción de procesos inflamatorios, disminución del dolor, etc.

Desde otra perspectiva, cabe decir que la quiropráctica es cada vez más reconocida y utilizada entre deportistas, tanto amateurs como profesionales. Cuando hacemos deporte, un punto primordial es que nuestra musculatura esté en buena forma y buen tono para ayudarnos a prevenir lesiones. Además del entreno de la misma, con los ajustes vertebrales conseguimos que nuestra musculatura reciba la información del cerebro adecuada en el momento adecuado, dándonos de esta forma una sobredosis de fuerza y resistencia en nuestros entrenamientos. Además, al mejorar el funcionamiento de nuestras articulaciones, también conseguimos prevenir lesiones o una pronta recuperación en el caso de padecerlas.  Así que ya existen deportistas que se han sumado a la quiropráctica porque les aporta mayor agilidad, flexibilidad, fuerza, resistencia e incluso los hay que han mejorado sus marcas deportivas después de iniciarse en la quiropráctica.

Beneficios de la quiropráctica y como afectan a la salud

  1. Es una manera natural para reducir el estrés.El cuidado quiropráctico mejora el funcionamiento del sistema nervioso. Esto, por sí mismo, ayuda a disminuir los efectos del estrés. Si el sistema nervioso de una persona no está funcionando de forma correcta, esto puede aumentar las dosis de estrés que, a su vez, disparan las migrañas, los dolores de cabeza, la inestabilidad, el dolor en las articulaciones y la ansiedad.
  2. Mejora la postura.Si nuestra postura es la adecuada, mejorarán también nuestros patrones de respiración ayudándonos a mantener la energía que fluye por todo nuestro organismo. A su vez esto nos ayuda a disminuir el riesgo de padecer dolores de espalda en la zona superior e inferior de la misma, problemas articulares y fatiga.
  3. Da mayor flexibilidad y movilidad a las articulaciones. Con los ajustes quiroprácticos mejora el rango de movimiento de nuestras articulaciones, fomentando de este modo nuestra actividad física. Esto ayuda a reducir el sedentarismo y a mantenernos más activos. El ejercicio o actividad física ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas.
  4. Promueve la curación natural.La premisa base de la quiropráctica es que potencia la capacidad de sanación del propio cuerpo (regeneración). Cualquier desajuste vertebral o el mal alineamiento de las vértebras pueden influir en el deterioro del cuerpo debido a que nuestro organismo no puede recibir el impulso nervioso necesario para continuar con su buen funcionamiento. Al recibir ajustes vertebrales, se refuerza y mejora la homeostasis o autorregulación de nuestro organismo, lo que conlleva a un mejor funcionamiento del cuerpo en todos los niveles, evitando recurrir a la ingesta abusiva de medicación.
  5. Reduce la presión arterial.La hipertensión arterial puede ser la causante o contribuir a una serie de problemas de salud o enfermedades (ictus, por ejemplo). Al mejorar el flujo de los impulsos nerviosos también se ve mejorado el flujo de energía a través del cuerpo, cosa que en muchas ocasiones comporta la reducción de la presión arterial de forma natural, evitando que la persona tenga que recurrir a medicamentos para mejorar su estado de salud.

Estos son solo unos pocos beneficios de lo que se consigue con los ajustes vertebrales. Además de esto muchas de las personas que acuden a Barcelona Quiropractic nos cuentan que:


  • duermen mejor
  • reducen su cansancio
  • tienen más energía
  • aumentan su concentración
  • mejoran las alergias, casos de asma
  • reducen los resfriados o desaparecen algunos problemas digestivos
  • están con más paz o más serenidad


Benefíciate de un estado de salud óptimo en Barcelona Quiropractic

Como ves, no es necesario padecer dolor o tener problemas de salud para acudir al quiropráctico. Es común en la sociedad en la que vivimos que solo actuamos una vez el problema ya ha dado la cara. Muchas veces, cuando el problema ya ha dado la cara ya es demasiado tarde como para recobrar un buen funcionamiento de nuestro organismo.

Desde Barcelona Quiropractic, te animamos a que valores tu salud antes de que empieces a perderla. Con el cuidado quiropráctico consigues mejorar el rendimiento de todo tu cuerpo desde la raíz para que los beneficios se noten desde dentro hacia afuera.

Si tienes cualquier pregunta o duda acerca de la quiropráctica y de lo que hacemos en Barcelona Quiropractic, puedes ponerte en contacto con nosotros en el 934 123 433 y estaremos encantados de atenderte. ¡Nunca es demasiado tarde para mejorar!