testimonio-barcelona-quiropractic-17

‘Me dijeron que podía ser una hernia discal pero al final ni se sabe. Vine muy pero que muy mal, no podía sentarme, agacharme, estar de pie mucho, no podía estar bien en ninguna posición. Y ahora estoy bien, puedo estar recta.’

‘Yo vine aquí porque yo estaba muy mal de la espalda y mi marido buscó un sitio para hernias; lo encontró por internet.
Me dijeron que podía ser una hernia discal pero al final ni se sabe. Vine muy pero que muy mal, no podía sentarme, agacharme, estar de pie mucho, no podía estar bien en ninguna posición. Y cuando caminaba era como las abuelitas, encorvada. Y en la primera sesión no noté tanta mejoría pero en las siguientes lo note mucho. La quiropráctica me ha ayudado y también en las posturas, y ahora estoy bien. Puedo estar recta. Tengo pequeñas molestias pero no es como antes y mi postura ha cambiado. Viene mi hija, mi suegra, mi sobrina, mi marido… cada uno tiene molestias en la espalda diferentes, desviación en la columna, postura y accidentes.
Todos vienen a raíz de mi cambio. Si hubiese tenido que esperar en el CAP a que me dieran la resonancia todavía estaría esperando dos meses.
Animo a las personas que se quejan que vengan a este centro, a Barcelona Quiropractic, a mi me fue fantástico.’