Recién empezamos un nuevo año, saliendo de los días de copiosas comidas y abusos a los que, habitualmente, no estamos acostumbrados. La ingesta de alimentos poco comunes, el consumo de bebidas gaseosas y alcohólicas, los dulces, y el trasnochar suelen pasarnos factura a más de uno a la entrada del año nuevo. El estrés químico y el físico son desencadenantes de futuros problemas a nivel de columna vertebral y sistema nervioso. No olvidemos, además, que las navidades son fechas en las que a más de uno le sube el nivel de estrés mental o emocional causado por la emotividad de estos días (los que ya no están y querríamos que estuvieran, los que están y no tenemos ganas de ver, las horas de preparativos y el que no nos falte nada, etc.). Así que, en cuestión  de apenas dos semanas nuestro triángulo de la salud se desestabiliza en todos sus vértices.

Después de las fiestas navideñas, equilibremos el triángulo quiropráctico de la salud

Acostumbramos a ponernos metas de año nuevo, la mayoría de las cuales queda en el baúl de los sueños rotos o bien, pronto acabamos por perder la motivación para continuar con ellas (dejar de fumar, comer sano, hacer ejercicio, ocuparse más de uno mismo, terminar un estudio, un cambio laboral, etc.). Claro está, que la parte física, mental, emocional y química van de la mano, así que lo mejor es empezar poco a poco haciéndonos responsables de cada una de ellas. Si no, es probable que, si nos centramos en la parte física pero la parte química o mental/emocional no están equilibradas, es posible que terminemos abandonando también la parte física.

Barcelona Quiropractic te da sencillos consejos que te llevarán a grandes logros

Desde Barcelona Quiropractic te animamos a que empieces el año con entusiasmo por adoptar un estilo de vida quiropráctico que te ayude a mejorar en todos los niveles.

  1. ¡¡AJÚSTATE DE FORMA REGULAR!! Recuerda que lo importante es la constancia y el mantenimiento, sobre todo al inicio del cuidado quiropráctico, cuando los ajustes vertebrales son más seguidos. Tener una columna bien alineada y con una buena movilidad es esencial para que tu cerebro (el ordenador de todo tu cuerpo) pueda dirigir correctamente todas las funciones a través del sistema nervioso.
  2. ¡¡DEPURA TU ORGANISMO DESPUÉS DE LAS FIESTAS!! En BQ aconsejamos la tisana amarga que ayuda a tu hígado a eliminar toxinas y de este modo ayudan a desintoxicar todo tu cuerpo. 3 semanas o 1 mes con la tisana será suficiente para que tu cuerpo esté depurado y preparado para absorber los nutrientes necesarios y los suplementos que puedas tomar posteriormente (lo ideal es tomar suplementos una vez el organismo está perfectamente desintoxicado).
  3. ¡¡MUÉVETE Y HAZ EJERCICIO!! No importa tu edad, ni tu estado de salud. ¡¡Eso son excusas que te poner para no hacerlo!! Cada uno se encuentra en un estado físico y unas condiciones concretas, eso es cierto. Por eso cada persona puede realizar una serie de actividades o ejercicios basados en una forma y/o condición física. Para una persona de edad avanzada con problemas óseos, andar cada día 1 hora a su ritmo (a poder ser seguida) será una perfecta opción. Para una persona joven o de mediana edad, acostumbrada a movilizarse, es conveniente realizar algún ejercicio más intenso (correr, montar en bicicleta, gimnasio, natación, yoga, pilates, etc.).
  4. ¡¡BEBE MUCHA AGUA!! No te olvides de beber abundante agua cada día del año. El agua es una excelente opción para ayudar al cuerpo a deshacerse de las toxinas. Además, el agua proporciona la hidratación necesaria para el organismo. Un organismo bien hidratado no solo se nota por dentro, también por fuera. La piel es un reflejo esencial de nuestro nivel de hidratación. Aprovechando el frío del invierno, podemos aprovechar a hacernos infusiones con ingredientes naturales. Además de ser sanísimas, nos ayudan a combatir el frío!
  5. ¡¡COME SANO!! Aumenta la ingesta de fruta, verdura y hortalizas. Las legumbres y los frutos secos también son una sana elección. Reduce el consumo de pasta por su alto contenido en azúcares (a no ser que sea pasta de harina integral, espelta, etc.). Evita en la medida de lo posible los alimentos ricos en grasa animal (embutido, por ejemplo).
  6. TÓMATE UN RESPIRO. ¡Respira, respira, respira! Después del estrés navideño y de volver a retomar las tareas habituales, se suma también la famosa cuesta de enero. Es conveniente aquietarse, relajarse, centrarse en la respiración y dejar que los pensamientos vayan y vengan, sin detenernos a cuestionarlos. A veces puede ser de utilidad meditar, usar técnicas de relajación (masajes, spa, etc.), aprender a respirar de forma diafragmática, etc.

 

Si quieres saber más de la quiropráctica o tienes alguna duda que consultar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamando al 934 123 433 o bien mandando un whats app al 601 059 849. También respondemos a la dirección de correo electrónico info@barcelonaquiropractic.es ¡¡Estaremos encantados de atenderte!!