Seguro que todos, en algún momento, hemos escuchado eso de “ver el vaso medio vacío o medio lleno“. Nuestra visión del vaso depende del significado que le damos a los sucesos que ocurren en nuestras vidas, en función de nuestras creencias, expectativas, valores y todo el cúmulo de experiencias que hemos vivido con anterioridad.

Lo que sucede en nuestra vida (realidad externa), no determina nuestro estado de ánimo y nuestras emociones, ya que primero pasa por nuestro filtro mental de nuestra evaluación e interpretación. Así, si algo nos pone tristes, automáticamente, creemos que es triste, si algo nos preocupa, automáticamente, creemos que es preocupante… Todo depende de la percepción que tenemos de las cosas. Cambiando nuestra percepción, cambiamos la manera de enfocar nuestra vida. ¿Por qué deberíamos practicar el pensamiento positivo? Nuestros pensamientos crean nuestro estado global de conciencia. Esto significa que afectan directamente a cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos y qué es lo que sentimos en nuestro interior.

 

Pensamiento Positivo

 

Ventajas del pensamiento positivo

1- Disipa los miedos y preocupaciones

2- Reduce estados de depresión y ansiedad

3- Previene enfermedades ya que se refuerza el sistema inmunológico

4- Alarga la vida y su calidad

5- Favorece el descanso y el sueño

6- Estamos más atentos a las oportunidades, una puerta se cierra y otras se abren

7- Atrae abundancia a tu vida

8- Generamos una atmósfera positiva, para nosotros y para los demás; mejora las relaciones.

9- Promueve la estabilidad mental

10- Nos prepara para afrontar con éxito los desafíos de la vida

11- La suerte es tu estado natural

12- Relaja el cuerpo y la mente

13- Previene el estrés

14- Aumenta tu nivel de energía

Si somos un buen amigo de nuestra mente, entonces nuestra mente también será un muy buen amigo y nos ayudará en cada aspecto de nuestra vida. Nosotros preferimos pensar en positivo, ¿Y tú?